Muestras de solidaridad

Envían mensajes de aliento varios países y el Papa

Chilenos bajan de un cerro luego de descartarse la alerta de tsunami

El gobierno de Chile recibió ayer varias muestras de solidaridad internacional tras el terremoto de 8.2 grados que sacudió al norte del país anteanoche, con saldo de seis muertos y daños en la infraestructura.

Desde el Vaticano, el papa Francisco expresó su cercanía espiritual y su “sentido afecto” con Chile.

“Querido hermano: ondamente apenado al conocer la noticia del terremoto que ha ocasionado víctimas y heridos, así como daños materiales y cuantiosos desplazados en ese amado país, por tu medio deseo hacer llegar a todos los chilenos mi cercanía y sentido afecto”, indicó en carta enviada al presidente de la Conferencia Episcopal Chilena, cardenal Ricardo Ezzati.

El pontífice rogó a Dios que otorgue el eterno descanso a los fallecidos, consuele a los afectados por tan lamentable desgracia e inspire en todos sentimientos de esperanza para afrontar la adversidad. También pidió “encarecidamente” a las comunidades cristianas, instituciones civiles y a todas las personas de buena voluntad, que, “en estos tristes momentos”, presten una ayuda eficaz a los damnificados, con espíritu generoso y fraterna caridad.”Mientras invoco la amorosa protección de Nuestra Señora del Carmen, imparto mi bendición como signo de cordial aprecio al noble pueblo chileno, tan presente en mi corazón”, concluyó.

En Estados Unidos, el Gobierno ofreció apoyo a Chile y transmitió sus condolencias a las familias de las seis personas que perdieron la vida.

“Estamos con Chile tras el terremoto y extendemos nuestras condolencias a las familias que han perdido a sus seres queridos”, indicó vía Twitter el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Estados Unidos “está listo para ayudar”, dijo en un comunicado un vocero del Consejo de Seguridad Nacional.Lalley destacó la colaboración bilateral existente en materia de preparación y respuesta ante desastres naturales, y detalló que “expertos” estadounidenses permanecen “en estrecho contacto” con las autoridades chilenas.Las principales ciudades del norte de Chile recuperan hoy paulatinamente la normalidad tras el terremoto, que provocó una alerta de tsunami en toda la costa del país.El terremoto, que se produjo a las 20.46 hora local del martes (23.46 GMT) con epicentro en el de Marzo y a 89 kilómetros al suroeste de Cuya, causó gran alarma en la población y la muerte de seis personas por aplastamiento, caída o infarto.Casi un millón de personas pasaron la noche acampando o en refugios en las zonas altas de las ciudades para mantenerse lejos de la costa una vez que se dio la alerta de tsunami, la cual se levantó de madrugada.Pese al menor riesgo, en todas las localidades costeras de Chile se suspendieron las clases ayer,

La presidenta argentina, Cristina Fernández, dijo que llamó a su colega de Chile, Michelle Bachelet, para ofrecerle ayuda y que ya envió energía eléctrica para la zona afectada.

En un acto en la sede del Ejecutivo, Fernández expresó su “solidaridad con la desgracia y el momento que esta atravesando la hermana República de Chile”.Cristina Fernández precisó que su país ya comenzó a enviar al norte de Chile, a través de la provincia argentina de Salta, 400 megavatios de electricidad para auxiliar a las poblaciones chilenas que se quedaron sin energía a raíz del fuerte sismo.El terremoto de 8,2 grados de magnitud que sacudió el norte de Chile, ocurrido a las 23.46 GMT del martes, tuvo su epicentro bajo el mar, al suroeste de la ciudad de Iquique y a unos 1.850 kilómetros de Santiago.Al memos seis personas murieron y hubo que evacuar a unas 900.000 personas hacia zonas altas en seis localidades de la zona afectada por una alerta de tsunami, que ya fue retirada.Fernández contó que este martes por la noche convocó a sus ministros de Defensa, Exteriores, Planificación, Seguridad, Salud y Desarrollo Social para poner a disposición de Chile la ayuda necesaria.La mandataria dijo que llamó anoche a Bachelet para poner a su disposición “todos los esfuerzos” de Argentina.

“Nuestra solidaridad con el hermano pueblo de Chile por el terremoto. Hemos ofrecido inmediata ayuda” a su embajada en Quito, escribió el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, en Twitter.

El mensaje de Ecuador se suma a otros que han enviado mandatarios de la región al gobierno chileno, entre ellos los de Brasil, Dilma Rousseff; de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Argentina, Cristina Fernández. Tras el fuerte sismo que sacudió la víspera al norte del país, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, declaró zona de catástrofe a las regiones de Tarapacá, Arica y Parinacota para atender a la población afectada. La mandataria firmó los decretos de emergencia que le permitirán a las diferentes instituciones de su gobierno acceder a recursos inmediatos con el fin de brindar auxilio a las áreas golpeadas por el terremoto.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, ofreció apoyo para el rescate y ubicación de personas, así como el envío de material de ayuda o lo que se considere necesario. Humala hizo llegar a Bachelet sus condolencias y solidaridad al pueblo chileno por las muertes, cifradas hasta ahora en seis, provocadas por el terremoto ocurrido anoche, cuyo epicentro fue detectado en el de Marzo de Iquique, según indicó un comunicado de la Secretaría de Prensa de la Presidencia de la República.Además, el mandatario peruano ha dispuesto que los ministros de Estado realicen una rápida evaluación de los daños ocasionados por el sismo en las ciudades de Tacna, Moquegua y Arequipa, para proceder a su reparación.El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) informó en un comunicado que el movimiento telúrico dejó 9 personas heridas leves, 7 viviendas afectadas, 1 templo colapsado y el servicio eléctrico afectado en las regiones de Tacna, Moquegua y Arequipa, el cual se restablece paulatinamente en las últimas horas, según un balance preliminar.Humala también “ha ordenado que la Policía Nacional refuerce sus acciones en la frontera del sur, en vista de la masiva fuga de internos del penal de Iquique que podrían pretender ingresar ilegalmente a territorio peruano”.La Marina de Guerra del Perú canceló la madrugada de hoy la alerta y la alarma de tsunami en todo el litoral peruano que declaró tras el fuerte sismo de magnitud 8,2 en la escala de Richter que afectó el norte de Chile.En un comunicado, la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú informó de esta medida tras recibir la cancelación de la alerta por el Pacific Tsunami Warning Center (Centro de Alarma de Tsunamis del Pacífico) y después de verificar la información procedente de los mareógrafos del litoral.El terremoto que sacudió ayer el norte de Chile se sintió también en la ciudad peruana de Tacna y las regiones vecinas de Moquegua y Arequipa, informó el Instituto Geofísico de Perú (IGP).Según el informe preliminar del IGP, el sismo se sintió a las 18.46 hora local (23.46 GMT) con una intensidad de V grados en Tacna y de IV en las regiones vecinas de Moquegua y Arequipa. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, manifestó su solidaridad al pueblo de Chile y se puso a disposición en lo que pudiera ayudar su gobierno.La mandataria agregó que el Gobierno brasileño “se pone a disposición de nuestros hermanos chilenos en lo que sea posible”.El sismo de 8,2 grados de magnitud que sacudió el norte de Chile, ocurrido a las 23.46 GMT del martes, tuvo su epicentro bajo el mar, al suroeste de la ciudad de Iquique y a unos 1.850 kilómetros de Santiago.El temblor causó incendios y obligó a las autoridades a evacuar unas 900.000 personas hacia zonas altas en seis localidades de la zona afectada por una alerta de tsunami, que ya fue levantada.La presidenta chilena, Michelle Bachelet, decretó zona de catástrofe en las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, y ordenó el control militar de las zonas más afectadas para garantizar la seguridad.- EFE Y NOTIMEX




Volver arriba