Muere niña por quemaduras en incendio autobús en Brasil

El incendio de un autobús el pasado viernes en la ciudad brasileña de Sao Luiz, Maranahao.- (Foto de www.derf.com.ar)

SAO PAULO, Brasil (EFE).- Una niña murió hoy tras las quemaduras provocadas durante el incendio de un autobús el pasado viernes en la ciudad brasileña de Sao Luiz, capital del estado de Maranahao, como represalia a la ocupación de la cárcel Pedrinhas por parte de la Policía Militarizada, informó la Secretaría de Salud de esa región.

La niña, de seis años, se encontraba el pasado viernes en el interior de un autobús junto con su madre y una hermana, cuando el medio de transporte fue invadido e incendiado por un grupo de asaltantes.

Durante la noche del pasado viernes, Sao Luiz sufrió una ola de violencia que se saldó con cuatro autobuses incendiados y dos comisarías de policía atacadas, una acción que se repitió también el sábado con disparos a otra sede policial.

Según el secretario de Seguridad Pública del estado, Aluísio Mendes, la orden de los ataques salió del complejo penitenciario de Pedrinhas, el mayor de ese estado y donde el año pasado se registró la mayor parte de las 60 muertes de detenidos en Maranhao, tres de ellas decapitadas, apuntó el Consejo Nacional de Justicia (CNJ).

Los ataques, que dejaron al menos cuatro heridos y por los que ya han sido detenidas 15 personas según medios de comunicación locales, ocurrieron un día después de la muerte de dos presos dentro de dicho presidio.

El mismo día de los dos últimos asesinatos, que fueron cometidos a pesar de la ocupación policial, un preso huyó por el portón principal de la cárcel en un momento de descuido de uno de los guardias, que fue despedido del cargo y está siendo investigado.

El pasado 27 de diciembre, sesenta policías militarizados intervinieron “por tiempo indeterminado” las diversas cárceles del estado debido a la violencia registrada en los últimos meses y a la superpoblación carcelaria, en particular de Pedrinhas.

La decisión de intervenir los presidios fue tomada después de que una comisión de representantes del Ministerio Público y del CNJ realizara una inspección en diferentes cárceles del estado e informara que el hacinamiento de las cárceles no ofrece “condiciones para mantener la integridad física de los presos y visitantes”.

De acuerdo con la Secretaría de Justicia y Administración Penitenciaria del Estado de Maranhao, actualmente hay 2.196 presos en el complejo penitenciario, que tiene capacidad para 1,770 personas.

El Ministerio de Justicia, informó hoy la prensa, ofreció a la administración penitenciaria de Maranhao la posibilidad de trasladar detenidos de Pedrinhas a presidios de otros estados brasileños.




Volver arriba