Marchan milicias y aliados de Maduro

CARACAS, Venezuela (AP).- Milicias y partidarios del gobierno venezolano marcharon el sábado en apoyo a las fuerzas armadas en momentos que el país se ha visto convulsionado desde hace más de un mes por violentos enfrentamientos entre manifestantes opositores al gobierno, civiles armados y fuerzas del orden que han dejado 25 muertos.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro advirtió el sábado que podría enviar a los cuerpos de seguridad para desalojar definitivamente a los manifestantes que bloquean calles.

Maduro, quien encabezó el acto con el que culminó la marcha, advirtió que podría ordenar a la fuerza pública en las próximas horas desalojar los opositores que tienen tomados puntos de Venezuela, en especial de la capital, al tiempo que hizo un reconocimiento a los militares por su lealtad.

“Pido apoyo aquí para acciones necesarias que en el campo policial que voy a tomar en las próximas horas para terminar de liberar los lugares secuestrados por los guarimberos (personas que hacen barricadas) y los violentos en algunos puntos del país”.

Portando banderas rojas y la mayoría de ellos con uniformes verde olivo, miles de milicianos se concentraron en una plaza del suroeste de la capital, cercana al Fuerte Tiuna, la mayor instalación militar del país, desde donde marcharon rumbo al patio de honor de la Academia Militar, acompañados por funcionarios y simpatizantes del oficialismo.

Las milicias fueron creadas por el fallecido presidente Hugo Chávez con el propósito de engranar a sus seguidores, arengar el fervor nacionalista e intimidar a sus oponentes.

Las milicias están integradas por gente de todo el espectro social, desde desempleados hasta obreros de la construcción, empleados públicos y trabajadores sociales.

Maduro hizo énfasis en la lealtad que las fuerzas armadas mostraron al gobierno y dijo que los opositores, que según él están apoyados por intereses especiales, intentan un golpe de estado que lo derrote.

“Quiero hacer un reconocimiento al alto mando militar por su lealtad, honestidad”, dijo Maduro. Al final de la marcha se unieron al presidente miles de agentes de la Guardia Nacional y otros componentes de la fuerza armada, encabezados por la ministra de Defensa Carmen Meléndez. El mandatario exhortó a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a responder a través de las redes sociales a quienes “los irrespetan”.

“Yo autorizo a todos los componentes de la FANB a responder a los tuiteros que los irrespetan”, exclamó.

Maduro ha reconocido que algunos miembros de los cuerpos de seguridad cometieron “excesos” y “abusos”, pero resaltó que en general su acción ha estado “apegada a la ley”.

Señaló que “21 funcionarios entre guardias y policías nacionales que se han comprobado que cometieron abuso y exceso en el uso de la fuerza” estás detenidos y serán castigados. Las manifestaciones han dejado 25 muertos y 365 heridos.

Poco después del discurso del mandatario hubo choques violentos entre manifestantes y agentes de los cuerpos de seguridad, que lanzaron gases lacrimógenos en los alrededores de la Plaza Francia de Altamira, en el municipio capitalino de Chacao, dijeron vecinos de la localidad.

Los enfrentamientos fueron de la misma intensidad que la de días anteriores. La Associated Press no pudo constatar que hubiera detenidos en el incidente.

“Hay razones para protestar, pero estamos cansados, no nos dan un día de tregua; gas y más gas todos los días, no podemos estar en nuestra casa tranquilos y salir a la calle para casi cualquier cosa es un riesgo, sobre todo en la noche”, dijo Manuel Oliveira, un comerciante de 47 años, que vive cerca de la Plaza Altamira.

El alcalde opositor de esa localidad, Ramón Muchacho, dijo en Twitter que el tránsito en la principal avenida que cruza la localidad “está cerrado”, aunque se puede circular por calles aledañas. Desde comienzos de febrero, jóvenes y opositores, esencialmente de clase media, han protagonizado protestas callejeras en protesta por la inflación -que en enero fue de 56,3% anual- el desabastecimiento de bienes básicos, largas colas para comprar algunos artículos en las tiendas de abarrotes y una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

Según líderes de la oposición, los grupos armados conocidos como “colectivos” son utilizados para intimidar y disolver manifestaciones de la oposición. Las autoridades han rechazado estos señalamientos y culpan a la oposición por las muertes.

El diputado Julio Borges, de Primero Justicia, crítico la marcha y la participación de militares activos, diciendo que el gobierno pretende usar a las fuerzas armadas “políticamente”.

“El personal militar fue obligado a participar en la marcha con familia y todo”, dijo a la prensa Borges, quien lamentó que en lugar de “advertir que deben actuar bajo estricto respeto de los derechos humanos, con marchas de apoyo y felicitaciones lo que hace es alentar las prácticas represivas”.

En el otro extremo de la capital, algunas de las principales avenidas amanecieron parcialmente bloqueadas con barricadas que instalaron los manifestantes.

En la víspera, el presidente Maduro alabó la actuación de los cuerpos de seguridad y expresó que “si aquí ha habido un uso desproporcionado de la fuerza es de grupos paramilitares de la derecha”.

Agregó que durante las protestas se han “movilizado para mantener el orden público y la protección de la ciudad, 20.547 funcionarios de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional, que han estado cuatro semanas, bueno, recibiendo ataques de bala. Tenemos 68 guardias nacionales heridos, la mitad de ellos de bala”. – Por Jorge Rueda

Etiquetas:,