Manifestantes contra el Mundial y aficionados

“La gente necesita resolver muchos problemas en nuestro país y definitivamente el Mundial no es una respuesta para eso”, dijo a Efe Alinia, una estudiante de Antropología.

“La gente necesita resolver muchos problemas en nuestro país y definitivamente el Mundial no es una respuesta para eso”, dijo a Efe Alinia, una estudiante de Antropología.

RÍO DE JANEIRO (EFE).- Decenas de manifestantes se reunieron hoy en Copacabana, el barrio más turístico de Río de Janeiro, para protestar contra el Mundial de fútbol Brasil 2014, al tiempo que cientos de aficionados presenciaron en la playa, a pocos metros, la retransmisión del partido inaugural del torneo.

Dos manifestaciones, una a 500 metros del local de concentración de los hinchas que asistieron a la victoria de Brasil sobre Croacia y otra que marchó justo al lado, se desarrollaron en Copacabana al mismo tiempo que se disputó el partido inaugural del Mundial.

Los participantes de la primera de las protestas, concentrados frente a una boca de metro, recibieron los abucheos de los hinchas que desembarcaban y pasaban junto a ellos camino del evento FIFA Fan Fest, en la playa de Copacabana, la más famosa de Brasil.

La otra manifestación marchó por la Avenida Atlántica, el paseo marítimo de Copacabana, y pasó justo al lado de la Fan Fest pero sin ningún incidente pese a las mutuas provocaciones.

Con pancartas en las que se podían leer las frases “No va a haber Mundial” y “FIFA, vete a casa”, los manifestantes se pronunciaron en contra de los costos que ha supuesto el Mundial para el país y demandaron un cambio en la inversión del dinero brasileño.

Los congregados reclamaron de esta manera una política que cubra las necesidades de los ciudadanos, como la educación y la sanidad.

“La gente necesita resolver muchos problemas en nuestro país y definitivamente el Mundial no es una respuesta para eso”, dijo a Efe Alinia, una estudiante de Antropología.

Otro de los aspectos fundamentales en el que incidieron los manifestantes durante la marcha fue la supuesta corrupción que ha envuelto la construcción de los estadios y la celebración del evento.

“Brasil acabó como nación a causa de los robos, de las inmoralidades e inclusive de la FIFA. Nunca se robó tanto en Brasil como se está robando actualmente con la FIFA”, afirmó Joao, otro manifestante ya jubilado.

Un gran operativo policial, con vehículos y decenas de agentes antidisturbios, fue desplegado para evitar que la manifestación se extendiera a otras zonas del barrio.

La protesta, que fue convocada a través de las redes sociales para las 3 de la tarde, se desarrolló de forma pacífica sin que se registraran casos de violencia y sin que las fuerzas policiales tuvieran que intervenir.

El grito “No va a haber Mundial” surgió en las calles durante las revueltas populares de junio de 2013, cuando miles de brasileños salieron a las calles en diversas ciudades del país para luchar por mejores condiciones de vida y trabajo. EFE




Volver arriba