Madre que defendió a su hija quizá se equivocó

SAN FRANCISCO, California (AP).- Una madre del norte de California sospechosa de atacar a un niño de 12 años que según dijo estaba amedrentando a su hija en la escuela quizá se equivocó de persona, dijo el lunes un funcionario de la policía.

Los investigadores no han encontrado evidencia que vincule al niño atacado con las acusaciones de intimidación, dijo el teniente Steve Brown, de la policía del condado de Sonoma. Señaló que están investigando si otro niño fue el molestara a la niña. “No hemos sido capaces de determinar si ocurrió amedrentamiento”, dijo Brown.

“No sabemos en absoluto si este chico intimidó a esta niña. Parece ser que no. No podemos encontrar a nadie que diga que lo hizo”. La mamá de la niña, Delia García Bratcher, fue arrestada el sábado bajo sospecha de haber herido a un niño, después de que policía dijeron que ella se presentó el viernes en la Escuela Primaria Olivet, en Santa Rosa, y sujetó al menor de edad por el cuello.

Ella le pidió a su hijo, quien estudia en la misma escuela, que le señalara qué niño estaba molestando a su hija, señaló la policía. Ben Adams, abogado de García, dijo el lunes que su clienta está muy alterada por la acusación y niega firmemente haber atacado al muchacho.

“Ella no niega haber confrontado al chico y haberle dicho que dejara de molestar a su hija, pero niega absolutamente haberlo tocado”, agregó Adams. Aunque García tal vez violó un reglamento administrativo por no registrarse cuando llegó a la escuela, ella tenía todo el derecho de proteger a su hija, agregó el abogado.

“No sé de qué la acusará la oficina del fiscal de distrito, si es que lo hacen, pero absolutamente pelearemos fuertemente de principio a fin”, dijo Adams. García dijo al periódico Santa Rosa Press Democrat que se encontraba casi a un metro de distancia (tres pies) del niño cuando lo confrontó por decirle a su hija “india sucia”.

Agregó que él aceptó que ya no intimidaría a su hija y que no tuvieron contacto físico. La mujer fue liberada el mismo sábado tras una fianza de 30,000 dólares.-  TERRY COLLINS



Volver arriba