Las FARC admiten el secuestro de una niña de 10 años

BOGOTA, Colombia (AP) _ La guerrilla de las FARC reconoció el lunes que sus integrantes secuestraron el 29 de mayo a una niña de 10 años, pero advirtió que se trató de un hecho accidental y no premeditado.

        En un comunicado en su página oficial, las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia aseguraron que el objetivo de su acción militar era el subintendente Víctor Cantoñí, padre de la menor y comandante de la policía en el municipio de Padilla, departamento de Cauca y a unos 290 kilómetros al suroeste de Bogotá.

      Según las FARC, “la inteligencia recogida determinó que el momento indicado para la acción eran las seis y media de la mañana, cuando el suboficial, tras dejar en el colegio a su pequeña hija, se trasladaba solo en un vehículo hacia su lugar de trabajo”. Con esa idea en la cabeza elaboraron el plan y se propusieron llevarlo a cabo la mañana del 29 de mayo.

       Pero, agregaron, “el policía, sin duda un hombre valiente, resultó además dueño de una gran agilidad. Cuando los muchachos, vestidos de civil, intentaron hacerle el pare al vehículo, unos metros adelante del colegio donde se suponía había dejado la menor, el hombre se arrojó a tierra, disparando su arma de dotación contra ellos y corriendo en busca de protección”.

       El comunicado da cuenta de que en su afán por salir del lugar los rebeldes abordaron el carro abandonado y en ese momento se percataron de que en la parte de atrás del mismo estaba la pequeña.

           “Más adelante, cuando se sintieron seguros, (los guerrilleros) detuvieron el vehículo frente a una vivienda rural y le entregaron la niña al civil que la habitaba”, sostuvo el grupo rebelde, que desde fines de 2012 adelanta en Cuba con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos un proceso de paz para tratar de poner fin a 50 años de confrontaciones entre las partes.

Etiquetas:, ,