Investigan el secuestro de una joven en Buenos Aires

Imagen del lugar donde fue rescatada una menor que se encontraba secuestrada por una pareja en Buenos Aires

BUENOS AIRES (AP).- La justicia argentina investiga el caso de una adolescente que al parecer fue encerrada nueve años en condiciones infrahumanas en un garaje de Buenos Aires por una pareja que la tenía en guarda provisional.

“Queremos establecer cuál el motivo que llevó a estas personas a hacer esto. Necesitamos saber si hay una patología en los imputados. Estamos en los albores de la investigación y faltan los resultados de algunas pericias”, dijo el viernes a Radio América el fiscal Juan Andrés Necol.

El fiscal dijo que pedirá que se investigue la conducta de un tribunal de menores de la provincia de Buenos Aires que en 2001 otorgó el cuidado de la menor a los dos adultos, cuyas identidades no trascendieron.

“Queremos saber si se hicieron las cosas que se tienen que hacer. Durante este tiempo debió haber controles de asistentes sociales y visitas”, explicó La adolescente de 15 años se recupera muy lentamente del maltrato físico y psíquico sufrido por sus captores en un centro especializado de la localidad de Quilmes, 20 kilómetros al sur de Buenos Aires.

La joven fue hallada a finales de 2013, lo que determinó la detención del matrimonio que supuestamente la mantuvo encerrada. La pareja había acogido a la menor en un régimen de guarda provisional por consentimiento de la madre biológica, de condición muy humilde y quien no podía criarla.

Según la investigación revelada por la prensa, antes de que las autoridades intervinieran, la chica había sido localizada por una de sus hermanas biológicas, mayor de edad. Esta última avisó a la policía tras detectar ciertas irregularidades en torno a la vivienda donde se encontraba su hermana sometida en terribles condiciones.

Aparentemente la niña convivió desde los 6 años con un mono enjaulado y un perro en el garaje de la vivienda de la pareja, del cual solo salió dos veces. Se alimentaba de pan, agua y las pocas sobras de comida que lograba arrebatar a los animales y era golpeada por sus presuntos secuestradores.

El miércoles una jueza de esta capital negó la excarcelación del hombre y la mujer, acusados de privación ilegítima de la libertad y reducción a la servidumbre. Según la prensa, los investigadores encontraron en la vivienda de la pareja cientos de elementos que la vincularían con San La Muerte, un figura pagana mexicana rechazada por la Iglesia Católica. La Secretaría de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires informó que en diciembre de 2013 la chica ingresó en el Hospital Evita de la localidad de Berazategui, cercana a esta capital, y  “permaneció allí durante varias semanas hasta compensarla”.

Al respecto, el subsecretario de Promoción y Protección de Derechos de Niñez y Adolescencia del distrito bonaerense, Sebastián Gastelu, afirmó en la víspera a la agencia oficial de noticias Télam que cuando la chica llegó al hospital pesaba apenas 20 kilos y medía 1,36 metros.

Allí “estuvo acompañada por su hermana de 18 años, quien impulsó la búsqueda, y hubo que negarle el acceso a la madre biológica porque le hacía mal a ambas”, agregó el funcionario. La menor vejada comparte actualmente una habitación con otra hermana biológica que está discapacitada en la institución de Quilmes donde se recupera. El desarrollo físico y psíquico de la adolescente no es acorde a su edad pero hay buenos pronósticos de recuperación.

Engordó 10 kilos desde que fue rescatada y comenzó a interactuar con otras personas. La chica fue cedida a la pareja cuando tenía un año y hasta 2005 hubo contactos entre la familia biológica y el matrimonio. Cuando aquellos se interrumpieron, nadie efectuó ningún reclamo hasta que una hermana de la menor cumplió 18 años y comenzó a buscarla.- ALMUDENA CALATRAVA

 




Volver arriba