Inicia juicio por tragedia que mató a 51 personas en Argentina

BUENOS AIRES (Notimex).- El juicio por la tragedia ferroviaria que mató a 51 personas hace dos años en Argentina comenzó hoy en medio de una fuerte expectativa porque se investigará la responsabilidad de ex funcionarios kirchneristas.

El 22 de febrero de 2012, un tren chocó en el andén a su arribo a la estación terminal Once, ubicada en pleno centro de Buenos Aires, y se convirtió en uno de los siniestros más sangrientos ocurridos en este país, ya que también dejó un saldo de 789 heridos.

Desde entonces, la investigación apuntó a dos teorías, la primera de ellas que responsabilizaba al gobierno por el pésimo estado del servicio de trenes, y la segunda, a una falla humana del conductor.

Para esclarecer los hechos serán juzgados los ex secretarios de Transporte, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; el conductor del tren, Marcos Antonio Córboba, y otros 26 acusados, entre ellos los empresarios que tenían la concesión del servicio.

Las acusaciones hacia los imputados van del descontrol sobre los subsidios de transporte al desvío de recursos, ya que la justicia investigará qué hizo la empresa con los dos mil millones de pesos que recibió por parte del Estado entre 2003 y 2010.

De acuerdo con fuentes judiciales, el proceso se demorará por lo menos un año, ya que se requerirá la declaración de 350 testigos, entre ellos muchos de las víctimas.

La víspera, de manera sorpresiva, dos de los cuatro grupos querellantes, formados todos por familiares de los muertos y heridos, renunciaron a continuar con el proceso y realizaron un acuerdo extrajudicial con la empresa.

Paolo Menghini, padre de la víctima fatal número 51, cuyo cuerpo fue encontrado dos días después del choque, advirtió que un grupo de familiares permanecerá firme hasta el fin del proceso, porque no busca indemnizaciones, sino justicia.

“Llegamos con la convicción de una lucha pura y digna, no entramos en ningún tipo de acuerdo, creemos en la responsabilidad de los funcionarios y empresarios’, dijo.

“Siento que llegamos a un día por el que trabajamos desde que la desgracia y la tragedia nos cambió la vida para siempre, tenemos una tranquilidad de espíritu muy grande, este día es tremendamente doloroso, pero buscamos encontrar justicia”, agregó.




Volver arriba