Huelga de maestros en Argentina amenaza inicio de curso escolar

BUENOS AIRES, Argentina (EFE).- Los sindicatos docentes argentinos convocaron hoy a una huelga de 48 horas a partir del próximo miércoles, fecha prevista para el inicio del curso escolar en gran parte de Argentina, tras el fracaso de la negociación salarial entre el Gobierno y los gremios.

“No hay marcha atrás con el paro (para los días 5 y 6 de marzo)”, dijo a los medios Stella Maldonado, secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), el gremio mayoritario, a la salida de la reunión que mantuvieron con representantes gubernamentales.

En una rueda de prensa, el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, lamentó “no haber llegado a un consenso satisfactorio para ambas partes” sobre el salario que cobrarán los profesores que comienzan a ejercer en Argentina en 2014.

Ante el fracaso de la negociación, Capitanich anunció que el Ministerio de Trabajo dictará en las próximas horas la conciliación obligatoria.

Esta medida fuerza a ambas partes a volver a la mesa de diálogo durante 15 días y a los profesores a concurrir a las aulas por el mismo período, durante el que si se ausentan por un paro les será descontado del salario.

“No hemos recibido notificación de la conciliación obligatoria”, señaló Maldonado, pero anticipó que, de recibirla, “será rechazada por improcedente”.

El Gobierno argentino ofreció a los sindicatos un aumento salarial del 22 % para este año, más 2.000 pesos (unos 250 dólares) de incentivo anual por asistencia regular.

“(La propuesta) es absolutamente insuficiente”, reiteró la secretaria general de Ctera, quien reiteró que los maestros exigen un aumento del 42 % que lleve el sueldo inicial a 4.800 pesos (unos 600 dólares) y una cláusula que permita una revisión salarial en caso de dispararse la inflación.

El resultado de la negociación salarial colectiva entre el Gobierno argentino y los gremios docentes es la guía que usan las administraciones provinciales, que tienen transferidas las competencias educativas, para fijar los salarios del personal educativo.

Sin embargo, algunos gobiernos provinciales, como Córdoba (centro), San Luis (oeste) y Salta (norte), se anticiparon y concedieron aumentos salariales que oscilan entre el 27% y el 31%.

Tan sólo la norteña Santiago del Estero acordó un alza del salario de los docentes del 25 %, el tope máximo pactado entre el Gobierno y una quincena de ministros de Educación regionales.

En 2013, la falta de acuerdo entre maestros y administraciones públicas obligó a posponer el inicio del curso escolar, ya que los docentes se declararon en huelga el primer día de clases después de que el Gobierno fijara un alza salarial del 22 %, ocho puntos menos de lo que reclamaban los gremios.

Las paritarias docentes, que afectan a cerca de un millón de trabajadores, son unas de las más conflictivas de Argentina por ser las primeras negociaciones colectivas salariales del país y servir como referencia para las demás negociaciones sectoriales.




Volver arriba