Honduras pedirá a Biden respeto en EE.UU. a niños migrantes

TEGUCIGALPA (EFE).- El Gobierno de Honduras pedirá mañana en Guatemala al vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, que se respete a los niños y adolescentes indocumentados que están detenidos en el país del norte, al que viajaron solos.

Así lo dijo hoy en rueda de prensa el ministro hondureño coordinador de Gobierno, Jorge Ramón Hernández, quien participará en la reunión que Biden celebrará mañana con los presidentes guatemalteco, Otto Pérez Molina, y salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, en Guatemala.

Uno de los temas de agenda con Biden será el de miles de niños guatemaltecos, hondureños y salvadoreños detenidos en Estados Unidos, que llegaron solos a ese país.

En el caso de los menores hondureños, las autoridades de Tegucigalpa calculan que hay unos 13.000, a quienes el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández prevé brindarles ayuda.

El ministro Hernández señaló que a Biden se le pedirá que se respete la integridad de los niños y adolescentes, “dejando de lado el interés social, económico, político, migratorio o de Estado que se podría considerar en un caso como este que es de crisis humanitaria”.

“Se debe seguir una política fundamentada en la reunificación familiar, por cuanto los niños y adolescentes no sólo deben ser enviados a sus países de origen, sino que debe analizarse las posibilidades que pueden tener de reunirse con sus padres en su país de origen”, agregó.

A Biden también se le pedirá que se analice cada caso de menor inmigrante “según las circunstancias que determinaron el viaje” a Estados Unidos “en su objetivo de reunirse con sus familiares”.

“Cada niño representa un caso individual, no se puede tratar a todos con el mismo rasero porque quizá algunos huyen a causa de la violencia imperante en sus lugares de origen, otros por problemas de pobreza extrema, por violencia doméstica, por explotación de cualquier tipo e incluso por la trata de personas”, subrayó.

Honduras expondrá además en la cita con Biden que se busque e identifique a los niños migrantes y a sus padres con el fin de reunificarlos o que regresen a su país acompañados de cónsules hondureños.

Hernández recordó que el presidente hondureño considera que el problema de los niños inmigrantes “debe verse desde sus raíces, buscando que Estados Unidos pueda ofrecer su colaboración en materia de cooperación, ayuda social o económica”.

Con Biden también se analizará la posibilidad de que los países centroamericanos y Estados Unidos puedan generar empleos e ingresos rápidos para los inmigrantes.

En el caso de Estados Unidos, quizá pueda impulsar programas de trabajo temporal en la producción de vegetales, frutales, forestal y otros que son estacionales para que los inmigrantes puedan ayudar a sus familias o regresar a su país de origen dentro de un breve período, expresó Hernández.

Honduras y El Salvador también solicitarán “residencia permanente” para sus inmigrantes que viven en Estados Unidos bajo el Programa de Protección Temporal (Tps) desde 1999.

“Buscamos que esos compatriotas alejen los temores de abandonar ese país y que puedan trabajar, vivir en paz y tranquilidad en esa nación, si el Gobierno de Estados Unidos accede en la solicitud que le vamos a plantear”, enfatizó el alto funcionario hondureño.

El ministro de la Presidencia de Honduras, Reinaldo Sánchez, por su parte, dijo que el presidente Hernández ha expresado su voluntad de reducir los índices migración de niños hacia Estados Unidos, analizando las causas que provocan esa crisis humanitaria en la región.

La delegación de Honduras que participará en la reunión con Biden la integran, además de Jorge Ramón Hernández y Reinaldo Sánchez, la canciller, Mireya Agüero; la primera dama, Ana García; y la titular de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia, Lolis Solís, entre otros funcionarios. EFE




Volver arriba