Gobierno argentino descalifica duro informe del FMI por su “sesgo ideológico”

 

BUENOS AIRES (EFE).- El Gobierno argentino descalificó hoy por su “sesgo ideológico” el duro informe emitido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la situación económica del país y señaló que el organismo no influye en la política económica del Ejecutivo de Cristina Fernández.

“No le debemos un dólar por lo que no puede condicionar nuestra economía”, dijo en rueda de prensa el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich.

El FMI “promete primaveras irrenunciables que nunca llegan e inviernos implacables que nunca fallan”, agregó Capitanich, quien acusó al organismo de haber generado “la peor crisis social y productiva de la historia” argentina con sus recomendaciones.

El jefe de Gabinete precisó que la evaluación del FMI sobre Argentina difundida ayer no tiene en cuenta los cambios metodológicos introducidos a principios de año para la medición de la inflación y del Producto Interior Bruto (PIB).

Las críticas del Gobierno argentino coinciden con el viaje previsto del ministro de Economía, Axel Kicillof, a Washington para participar en la asamblea del FMI.

En su informe anual Perspectivas Económicas Globales, el organismo internacional predijo una desaceleración económica en Argentina para 2014, con un crecimiento del 0,5 % frente al 4,3 % que registró el año pasado.

Los economistas calcularon también que el desempleo en Argentina aumentará en este ejercicio hasta el 7,6 %, cinco décimas por encima que el año pasado.




Volver arriba