Familiares de víctimas de Pinochet exigen “verdad y justicia”

SANTIAGO DE CHILE (EFE).- Los familiares de los detenidos desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile demandaron hoy nuevamente “verdad y justicia”, porque consideran que 40 años después del golpe militar de 1973 “es tiempo” de que en el país exista “una democracia verdadera”.

“Son muchas las tareas pendientes”, aseguró a medios locales Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), al hacer un balance de lo ocurrido durante el 2013 en materia de derechos humanos y proyectar las tareas futuras.

Según Pizarro, el año que termina la conmemoración de los 40 años del golpe de Estado que encabezó Pinochet en 1973 “significó un gran remezón de la conciencia nacional, lo que atribuyó principalmente “a la tenacidad” de quienes luchan a favor de los derechos humanos en Chile.

Subrayó además que “después de 23 años de transición creemos que ya es tiempo de empezar a vivir en una democracia verdadera”.

La “larga transición”, que a su juicio ha imperado en Chile desde el fin de la dictadura (1973-1990), ha acumulado una “deuda enorme” en esta materia, “porque al no tener en el centro los derechos de las personas, se acrecienta la injusticia; la deuda ha crecido demasiado y ya es tiempo de resolverlo”, manifestó.

Durante la dictadura de Pinochet, según datos oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que unos 1.192 tienen aún la condición de detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 sufrieron la tortura y la cárcel por causas políticas.

En ese contexto, Lorena Pizarro consideró que “la consigna del ‘nunca más’ es fundamental”, porque aún hay “una tarea gigante” que cumplir.

“Los violadores de los derechos humanos han envejecido, la demanda de verdad y justicia, se tiene que materializar ahora porque sino se nos va a pasar el tiempo y ellos van a morir de viejos, como lo hizo el dictador (Augusto Pinochet), en la absoluta impunidad”, consideró.

“Hoy resulta injustificable no avanzar en el enjuiciamiento de civiles y militares que están impunes, no terminar con el penal Punta Peuco (cárcel especial para antiguos represores), no terminar con la aplicación de la Ley Antiterrorista (a comuneros mapuches), no terminar con los presos políticos mapuches. Tenemos toda la fuerza para demandar el respeto a los derechos humanos”, concluyó.




Volver arriba