Este año han sido incendiados 31 autobuses en Sao Paulo

SAO PAULO, Brasil (EFE).- Una serie de ataques incendiarios ha dejado destruidos 31 autobuses de servicio público en lo que va del año en Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, informaron hoy fuentes oficiales.

Los vehículos han sido incendiados por desconocidos a diferentes horas del día principalmente en los suburbios del área metropolitana de esta ciudad de casi 20 millones de habitantes, dijeron a Efe voceros de SPTrans, el órgano municipal de gestión del tránsito.

Hasta el lunes se había registrado prácticamente un incendio de autobús por día en 2014, pero la cifra saltó con los ataques el martes a cuatro vehículos y con los dos destruidos en la tarde de este miércoles en la región de M’Boi Mirim, en la zona sur de la ciudad.

En los casos de hoy un grupo de personas que participaba en una manifestación por motivos no aclarados y que portaba piedras, palos y líquidos inflamables bloqueó la vía, detuvo los autobuses, ordenó que los pasajeros abandonaran los vehículos y les prendió fuego.

Algunos de los autobuses han sido atacados en desarrollo de manifestaciones por mejores servicios públicos en áreas pobres de la ciudad pero otros han sido blanco de vándalos que no han manifestado sus motivos.

La secretaría de Seguridad Pública del Gobierno regional de Sao Paulo informó en un comunicado que la Policía Civil investiga todos los casos de autobuses incendiados en la ciudad y que se propuso el objetivo de “arrestar a los responsables”.

Ninguna fuente oficial hasta ahora ha aclarado si los ataques tienen relación entre sí y ni si pueden ser una acción coordinada por bandas criminales, como ha ocurrido en anteriores ocasiones, en que una mafia liderada por presos desde las cárceles de Sao Paulo ordenó ataques a diferentes blancos para ejercer presión sobre las autoridades.

La Policía informó que el martes detuvo a ocho personas que apedrearon dos autobuses y le prendieron fuego a un tercero también en la región de M’Boi Mirim.

Según la Policía Civil, los detenidos dijeron que los ataques a los autobuses fueron en protesta por la muerte de un habitante de la región.

Ante la ola de violencia, algunas empresas, especialmente las que atienden los suburbios, han decidido retirar sus vehículos de las calles y algunos conductores se abstienen de pasar por los sectores considerados como más críticos.

La SPTrans, por ese motivo, solicitó formalmente que la presencia policial sea reforzada en barrios que enfrentan dificultades por falta de autobuses.

“La SPTrans considera que la Policía necesita adoptar medidas para que la situación vuelva a la normalidad y está haciendo todo a su alcance para garantizar el transporte de los pasajeros”, según un comunicado del organismo.




Volver arriba