EPM y Cemig desisten de subasta de la generadora Isagen

EPM y Cemig desisten de subasta de la generadora Isagen

BOGOTÁ (EFE).- El consorcio formado por la compañía colombiana EPM y la brasileña Cemig anunció hoy que no participará en el proceso de venta que hará el Gobierno de Colombia del control accionarial de la generadora y comercializadora de energía Isagen.

Las Empresas Públicas de Medellín (EPM) señalaron en un comunicado que su socio en esa operación, la Companhia Energética de Minas Gerais (Cemig), desistió de participar en la subasta de Isagen.

Según EPM, “la decisión de la empresa brasileña se fundamenta en que no les fue posible lograr una estructura financiera que permitiera alcanzar un retorno adecuado de la inversión para ser aprobada por su directorio”.

El pasado 7 de marzo las dos empresas habían anunciado su alianza para disputar el paquete accionarial del 57,61 % que posee el Gobierno colombiano en Isagen, con la expectativa de que Cemig tomara el control de la operación y EPM conservara su posición como accionista minoritario en la generadora, pero ampliando al 20 % su participación que actualmente es del 13 % .

La EPM lamentó la decisión de Cemig “porque la deja sin la posibilidad de participar en la subasta”.

“Ante esta realidad, la compañía reiteró hoy su interés en desinvertir su actual participación del 13 % en Isagen, opción que ya había hecho manifiesta desde el pasado 1 de abril, en la eventualidad de que el consorcio Cemig-EPM no resultara ganador en la subasta”, agregó el comunicado de EPM.

Con la privatización de Isagen, para la cual se inscribieron siete grupos entre colombianos y extranjeros, el Gobierno colombiano busca recaudar cerca de 2.385 millones de dólares que pretende destinar a obras de infraestructura de transporte.

El proceso ha encontrado sin embargo varias trabas jurídicas que ha retrasado la subasta, inicialmente prevista para mayo pasado.

Isagen posee seis centrales eléctricas que suman 2.212 megavatios de potencia, de los que 1.912 megavatios corresponden a hidroeléctricas. EFE




Volver arriba