Entre polémica y protestas

1 / 3


David Luiz celebra el gol de su compañero Oscar, que selló el triunfo de la selección anfitriona sobre Croacia en el partido inaugural del Mundial de Brasil, en Sao Paulo
Sobre estas líneas, el enfrentamiento entre policías y manifestantes en calles de Belo Horizonte; a la derecha, la inauguración del tradicional Mundialito del Cereso, en Mérida


Luego de cuatro años de espera, la fiebre mundialista paralizó a millones de aficionados en todo el mundo con una jornada inaugural candente, dentro y fuera de la cancha.

La máxima fiesta del fútbol comenzó envuelta en polémica, primero por la austera ceremonia de apertura en la Arena de Sao Paulo, donde Jennifer López, Claudia Leitte y Pitbull habrían recurrido al playback en la interpretación de la canción oficial “We are one”.

Luego, en el primer partido, la selección anfitriona pasó apuros para imponerse 3-1 a Croacia, que comenzó ganando con autogol de Marcelo y terminó sucumbiendo con dos goles de Neymar, uno de Oscar y la ayuda del árbitro japonés al marcar un dudoso penal.

En las calles, brasileños inconformes con el evento protestaron por lo menos en cuatro ciudades, dejando siete heridos en Sao Paulo, entre ellos dos periodistas.

En Mérida, el gobernador Rolando Zapata Bello inauguró el tradicional Mundialito del Cereso.

página 2, Brasil 2014, Local e imagen




Volver arriba