Enfrentará Bachelet complejo panorama para impulsar reformas

 Por Marcel Garcés

SANTIAGO DE CHILE (Notimex).- La presidenta electa chilena Michelle Bachelet enfrentará a partir del 11 de marzo próximo, cuando asuma el poder, un complejo panorama político y social para impulsar las reformas prometidas en su campaña, afirmó hoy un analista local.

El politólogo Bernardo Navarrete dijo a Notimex que Bachelet, quien volverá a regir los destinos del país tras ganar en segunda vuelta la Presidencia con el 62 por ciento de los votos, tendrá además el desafío de transformar la Nueva Mayoría, su coalición política.

El también académico de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago de Chile (Usach) subrayó que esta tarea política será fundamental para el cumplimiento de las promesas programáticas de Bachelet y la materialización del nuevo ciclo anunciado al país.

En efecto, añadió el experto, la Nueva Mayoría -una amplia y heterogénea coalición política de centroizquierda que abarca desde la Democracia Cristiana hasta el Partido Comunista- deberá pasar la ‘prueba de la unidad’ en el ejercicio del poder.

Para ello, el futuro bloque de gobierno deberá superar las eventuales tensiones que deriven de las medidas legislativas que buscará introducir Bachelet a partir de marzo, cuando asuma el poder para el periodo 2014-2018, como la reforma fiscal.

“La lógica de gobierno no va a estar tanto en función de cuántos ministros o subsecretarios (se asignan a cada partido del bloque), sino básicamente en la discusión en el Congreso y la capacidad de disciplinamiento que tenga la presidenta”, advirtió Navarrete.

A juicio del docente universitario, “el principal desafío de la presidenta es la agenda legislativa y en eso el nivel de conflictividad no va a ser menor”.

“Hay que estar expectantes de lo que viene y no generar las profecías autocumplidas’ de las dificultades que, según la derecha principalmente, va a tener el gobierno y su coalición en temas como los valóricos y la magnitud y ritmo de las reformas”, enfatizó.

Subrayó que la agenda legislativa de reformas que se tramitará en el Congreso “es central y hay que ver la profundidad, el carácter de las mismas”, como por ejemplo las reformas al sistema de pensiones, a la educación escolar, la regulación de las universidades.

“La noticia va a estar más centrada en el Congreso que en las peleas que, no me cabe dudas, se van a producir entre ministros con visiones distintas, aunque la que manda es la presidenta”, aclaró Navarrete.

En cuanto al papel que cumplirá la derechista Alianza por Chile, que en marzo se convertirá en oposición, Navarrete dijo que esa coalición “va a reflejar lo propio de una derrota, pero tiene capacidad de superar el momento y a adaptarse a los cambios”.

“Lo que va a ordenar a la derecha va a ser la defensa del modelo (de desarrollo) y la agenda valórica. No deberíamos esperar que esta derecha se quiebre y los militantes que se van no representan liderazgos, éstos están adentro”, estableció.

Advirtió que “ni siquiera la acción y los propósitos del presidente Sebastián Piñera de liderar una ‘nueva derecha’ y su anunciada renuncia al partido Renovación Nacional (RN) será importante, en el sentido de la llamada ‘crisis de la derecha’”.

“Pasado el verano, la derecha se va a entrar a ordenar bastante”, vaticinó Navarrete, al tiempo que agregó que “se pueden esperar ciertas renovaciones de dirigentes, pero no se producirán quiebres de partidos o que se van a fundar otros”.




Volver arriba