Encapuchados "rompen" una marcha pacífica

Encapuchados “rompen” una marcha pacífica

Vándalos irrumpen en una protesta de maestros en Chile

Manifestantes en Chile piden mejoras en el sistema educativo

CHILE (AP).- Grupos de encapuchados irrumpieron violentamente ayer en una marcha pacífica de miles de profesores que participaron en una huelga nacional.

Los encapuchados trataron de mezclarse con los maestros que marchaban con autorización por la principal avenida de la ciudad.

Los vándalos rompieron señales del tránsito, semáforos y levantaron algunas barricas incendiarias hasta que fueron repelidos por las fuerzas antimotines.

Jaime Gajardo, presidente del gremio de los maestros, cifró en 50,000 los participantes en la marcha en Santiago, mientras la policía dijo que fueron 9,000.

El dirigente gremial mencionó que entre las demandas sectoriales solicitan incentivos para la jubilación, mejores condiciones de enseñanza y cambios al estatuto que los rige.

También exigen el pago de una millonaria deuda del Estado con los profesores, producto de promesas de la dictadura del general Augusto Pinochet, cuando traspasó la administración de los colegios desde el Ministerio de Educación a los municipios.

Los profesores y estudiantes comparten los objetivos de la reforma del gobierno como poner fin al lucro, mayor calidad y enseñanza pública gratuita, pero critican que los cambios propuestos se centren en el sector educativo financiado por aportes estatales y de los padres, y no por los 5,400 colegios que dependen de los insuficientes recursos municipales.

Gajardo, militante del Partido Comunista que integra la coalición que apoya a Michelle Bachelet, también exigió más transparencia en la reforma educativa y que no se siga legislando entre cuatro paredes, “queremos ser parte de este proceso y no estar alejados”, enfatizó.

Los maestros recibieron el apoyo estudiantil. Melissa Sepúlveda, presidenta de los alumnos de la Universidad de Chile, advirtió que no aceptarán “un maquillaje al modelo educacional”.




Volver arriba