Emigración en fronteras es prolongación del conflicto colombiano

Emigración en fronteras es prolongación del conflicto colombiano

 

Por Edelmiro Franco V.

BOGOTÁ (Notimex).- La emigración forzada o el desplazamiento transfronterizo, es una prolongación del conflicto interno colombiano, aseguro un análisis de varias instituciones académicas colombianas.

La guerra interna que vive Colombia, data de mitad del siglo pasado en el que prima la vinculación entre lo interno y lo externo, causas y efectos, subrayó un análisis realizado por un grupo de trabajo de varias entidades académicas.

Estos desplazamientos forzados están creando de hecho una profunda crisis humanitaria en las zonas de frontera, advirtió el análisis.

El grupo de trabajo académico, estimó que por las fronteras pueden salir en promedio anual unas 40 mil personas en su gran mayoría para Venezuela, Ecuador y Panamá, por efecto del conflicto.

El grupo de trabajo lo integran académicos de las universidades Nacional, Andes, El Rosario, Javeriana, del Norte, Academia Diplomática, Centro de Pensamiento Estratégico Internacional y Fescol (Friedrich Ebert Stiftung).

En el conflicto colombiano -sostienen- se ‘mezclan las causas que originaron la expulsión de la población, poscontactos con familiares y /o amigos y la respuesta de los países vecinos tanto a nivel de gobiernos como de población civil’.

Por razones geográficas e históricas, los países que reciben un mayor número de colombianos son Venezuela, Ecuador y Panamá, con los que Colombia comparte líneas fronterizas.

En estas zonas fronterizas hay características comunes como son la ausencia de sus respectivos Estados, con altos índices de pobreza y serios problemas de seguridad.

‘De alguna manera parecería que el conflicto colombiano se ha trasladado a las fronteras’, precisó el reporte del grupo de trabajo de las instituciones académicas.

En estas fronteras se suma -sostienen- la falta de desarrollo binacional y una estrategia conjunta para la lucha antidroga en cada uno de dichos territorios fronterizos.

Otra razón que obliga a gruesos grupos de colombianos a buscar refugio en los países vecinos, son las políticas de fumigación de cultivos ilícitos que adelanta el gobierno en las líneas fronterizas, especialmente en la zona sur.

Las fumigaciones contra cultivos ilícitos y la lucha frontal contra los grupos irregulares en las zonas de frontera, hacen parte del denominado ‘Plan Colombia’, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos.

Los países andinos se ‘ven afectados por la población de inmigrantes que llega a su territorio y al aumento de la criminalidad en las fronteras’.

Los expertos consideran que este fenómeno de desplazamiento forzado transfronterizo se reducirá con un acuerdo que ponga fin al conflicto entre el gobierno y las guerrillas colombianas, que se discute desde noviembre del 2012 en La Habana.

 




Volver arriba