Diplomáticos de EE.UU. deben salir en 48 horas de Venezuela

El canciller de Venezuela, Elias Jaua, durante una rueda de prensa en Caracas, Venezuela, hoy, lunes 17 de febrero de 2014.- (EFE/Miguel Gutiérrez)

El canciller de Venezuela, Elias Jaua, durante una rueda de prensa en Caracas, Venezuela, hoy, lunes 17 de febrero de 2014.- (EFE/Miguel Gutiérrez)

CARACAS, Venezuela (AP) _ El gobierno venezolano dio 48 horas para salir del país a tres funcionarios consulares estadounidenses expulsados tras ser acusados por las autoridades de supuestas actividades conspirativas en las universidades.

      Los tres segundos secretarios estadounidenses Breeann Marie Mccusker, Jeffrey Gordon Elsen y Kristofer Lee Clark tienen 48 horas para dejar el país, afirmó el lunes el canciller Elías Jaua.

      “Todos estos funcionarios están obligados a retirarse de la patria soberana, independiente de Venezuela en las próximas 48 horas por estar activamente participando de la organización y la promoción de estos grupos que hoy intentan generar la violencia en nuestro país”, agregó Jaua en conferencia de prensa.

      El canciller indicó que entre el último trimestre de 2013 y principios de este año funcionarios consulares “se han dedicado a recorrer las universidades bajo el pretexto de programas para el otorgamiento de visas” que eran “la cubierta para realizar los contactos con los dirigentes que captan para el entrenamiento, para el financiamiento y para la creación de organizaciones juveniles mediante las cuales se promueve la violencia en Venezuela”. Jaua no ofreció mayores detalles ni pruebas.

      Jaua leyó un supuesto correo que la embajada de Estados Unidos habría dirigido al Departamento de Estado en el año 2011 sobre “la solicitud de fondos adicionales para ayudar a fortalecer las organizaciones juveniles de la sociedad civil” y aseguró que las autoridades tienen otros correos de 2012, 2013 y 2014 que “obviamente como están más vigentes los tenemos reservadas para continuar las tareas de inteligencia respectiva”.

       “Alertamos y activamos todos los mecanismos internacionales frente a las amenazas, condicionamientos e interferencia directa del gobierno del presidente Barack Obama en la actual situación de violencia, desestabilización que pretende crear una crisis política en Venezuela”, afirmó el alto funcionario.

           La Embajada de Estados Unidos en Caracas no emitió comentarios de momento sobre los anuncios del gobierno venezolano.

      Mientras el canciller ofrecía la conferencia, varios cientos de jóvenes realizaron por sexto día consecutivo una concentración y una marcha en el este de la capital contra el gobierno de Nicolás Maduro. La protesta se desarrolló de manera pacífica.

       En el país hay gran expectativa por la marcha que convocó para el martes el dirigente opositor Leopoldo López, quien tiene pendiente una orden de captura y que ofreció entregarse a las autoridades tras la protesta.

       El coordinador nacional político de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, ratificó el lunes que López, de 42 años, se entregará a las autoridades y negó que tenga alguna responsabilidad en los hechos violentos ocurridos tras la multitudinaria manifestación de mediados de la semana pasada.

      El domingo Maduro consideró insolentes las expresiones del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, sobre la situación de Venezuela y afirmó que un funcionario identificado como Alex Lee, subsecretario adjunto para América del Sur del Departamento del Estado, le transmitió al embajador de Venezuela en las Naciones Unidas Roy Chaderton el mensaje de que “el arresto de López podría causar muchas consecuencias negativas con sus ramificaciones internacionales”.

      “Estas son exigencias inaceptables, insolentes. Mandé a responder diplomáticamente”, indicó Maduro sin ofrecer detalles.

      En relación con la supuesta notificación que hizo el alto funcionario estadounidense a Chaderton, el canciller dijo que “vamos a esperar una reacción” de Estados Unidos e indicó que aguarda que se reconozca que hubo una “ligereza” de parte de ese funcionario.

       Kerry se manifestó el sábado “muy preocupado” por las tensiones y la violencia que se viven en Venezuela y particularmente “alarmado” por las informaciones sobre detenciones de manifestantes y la orden de arresto contra López. El secretario de Estado pidió en un comunicado la liberación de los detenidos y que se restaure la calma en el país.

      En octubre Maduro expulsó a la encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos en Caracas y a dos funcionarios que ocupaban la secretaría adjunta para asuntos políticos de la misión diplomática y el viceconsulado alegando que estaban en supuestas actividades de conspiración.

      El gobernante también expulsó en marzo de 2013 a dos agregados militares estadounidenses señalados de tratar de contactar a oficiales activos venezolanos para, presuntamente, adelantar planes de desestabilización del gobierno del país.

       Washington respondió de manera recíproca y expulsó a cinco funcionarios diplomáticos venezolanos.

      Venezuela y Estados Unidos han mantenido tirantes relaciones y, desde 2010, ambos países están sin embajadores.- (Por FABIOLA SÁNCHEZ)

Etiquetas:, , ,