Detienen en Guatemala a un “comandante” de Los Zetas

Wilmer Arnulfo Cabrera Franco, “comandante” del cartel de Los Zeta en Guatemala

GUATEMALA (EFE).- Las fuerzas de seguridad capturaron hoy a un “comandante” del cartel mexicano de Los Zetas identificado como el guatemalteco Wilmer Arnulfo Cabrera Franco, informó el ministro de Gobernación (Interior) Mauricio López Bonilla.

En una rueda de prensa luego de participar en el Gabinete de Gobierno en Casa Presidencial, el alto funcionario explicó que la captura se realizó en la población de San Pedro Carchá, del departamento norteño de Alta Verapaz.

López precisó que Cabrera, alias comandante “Lacandón”, es originario del municipio de Teculután, del departamento oriental de Zacapa.

“Fue detenido cuando salía de una residencia que visitaba con frecuencia en San Pedro Carchá y en las próximas horas será trasladado a la capital por la vía aérea”, agregó.

El ministro dijo que el guatemalteco era el responsable del tráfico de drogas en Las Verapaces y en el Ixcán, en el departamento noroccidental de Quiché.

“Hemos dado un golpe muy importante con esta captura”, destacó López, y explicó que las fuerzas de seguridad llevaban varios meses en la investigación para dar con el paradero del narcotraficante.

El responsable de la seguridad interna de Guatemala manifestó que los delitos que se le imputan al comandante “Lacandón” o “Laca” son los de homicidio, asociación ilícita, tráfico de drogas y agresiones, entre otros.

Anunció que en las próximas horas será allanada la residencia en cuyas afueras fue apresado Cabrera, debido a que se sospecha que puedan existir armas de fuego en el inmueble.

Sin precisar fecha, el ministro expresó que desde hace varios meses las fuerzas de seguridad daban seguimiento a los movimientos del narcotraficante.

López dijo que según las investigaciones, Cabrera dirigía “uno de los últimos cuadros que trabajaba bajo la membresía de Los Zetas en Guatemala”.

Aseguró que esa organización mexicana, que ingresó al país allá por 2008 “está debilitada y solo quedan algunos remanentes”.




Volver arriba