Destruyen cultivos de marihuana en Paraguay

ASUNCIÓN, Paraguay.   (EFE).- Un gran operativo de destrucción de plantaciones ilegales de marihuana que llevan a cabo agentes antinarcóticos paraguayos ha impedido hasta ahora la cosecha de 398 hectáreas de la droga, que tendrían un valor estimado de 35 millones de dólares, informó hoy la Secretaría Antidroga de Paraguay (Senad).

El operativo, denominado “Nueva Alianza VII” e iniciado el 13 de febrero, consiste en localizar y destruir a machetazos las plantaciones de marihuana mediante incursiones aéreas y terrestres en las zonas de cultivo.
Hasta el momento fueron destruidas plantaciones en las localidades de Cadete Boquerón y Colo’o, cercanas a Capitán Bado, ciudad fronteriza con Brasil.

Unos 150 agentes de la Senad, con 15 vehículos y 3 helicópteros, y con el apoyo económico de la Policía Federal de Brasil, han localizado hasta la fecha unas 398 hectáreas distribuidas en 126 parcelas ocultas en zonas boscosas en el interior de gigantescos latifundios dedicados a la agricultura y el ganado.
Los propietarios de los terrenos suelen ser quienes denuncian la existencia de la plantación, ya que si no pueden ser acusados de complicidad, explicó a Efe el titular de la Senad, Luis Rojas.

Los narcotraficantes instalan precarios campamentos donde unos pocos labriegos se quedan viviendo contratados para vigilar y cuidar la plantación. Los cuidadores casi siempre logran huir entre el bosque cuando los helicópteros de la Senad se acercan.

“No son nuestro objetivo. Son solo el último eslabón de la cadena”, explicó Rojas el martes durante una jornada del operativo abierta a la prensa.

La Senad ha destruido 44 de estos campamentos, donde se acopia la droga en bolsas. Los asentamientos suelen consistir en hamacas cubiertas por un par de lonas y los utensilios de cocina justos para sobrevivir en medio del bosque.

Los agentes antinarcóticos hallaron 1.320 kilos de marihuana picada, lista para la venta, y 116 kilogramos de semillas de la yerba acumuladas en estos campamentos.

Además, la división Antidrogas de la Policía Nacional destruyó otras siete hectáreas de la planta que podrían haber generado unas 20 toneladas de droga en el interior de una reserva natural en el distrito de Corpus Christi, departamento de Canindeyú, informó hoy el Ministerio de Interior en un comunicado.
Paraguay es el segundo mayor productor de marihuana del mundo, tras México, y Brasil es su mercado más grande.

Febrero es uno de los meses de mayor cosecha, que responde al incremento de la demanda por las celebraciones de Carnaval, según la Senad.

De 2012 a 2013 sus agentes destruyeron 2.583 hectáreas de esa planta, que habrían producido unas 7.749 toneladas de droga, con un valor aproximado de 276,7 millones de dólares.

Etiquetas:, ,