Descarta Santos que caso de espionaje afecte diálogo con FARC

Descarta Santos que caso de espionaje afecte diálogo con FARC

 

BOGOTÁ (Notimex).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, descartó que los diálogos entre su gobierno y la guerrilla de las FARC, vayan a afectarse por el supuesto caso de espionaje a las conversaciones de paz en La Habana.

En entrevista que publicó este domingo el diario local El Tiempo, Santos aseguró que ‘el proceso de La Habana no tiene nada que ver con esto. Ahora, si alguien estaba ´chuzando´ a los negociadores, me parece grave, eso sí sería ilícito’.

‘Eso no podría permitirse. Y si se comprueba algo así (una vez la Fiscalía colombiana termine las investigaciones sobre un supuesto espionaje a los delegados del gobierno en la mesa) actuaré con toda la contundencia’, advirtió.

Para Santos, parecería ilógico que la inteligencia militar quisiera interceptar las conversaciones de los negociadores oficiales en los diálogos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ‘sí ellos me informan a mí’.

Explicó que en la mesa ‘hay personas importantes que pertenecieron a las Fuerzas Armadas. Ahí es donde uno se preguntaría, en caso de que fuera cierto: ¿Qué intereses oscuros podría haber? No tiene lógica que sea política del gobierno’.

El mandatario aseguró que la Fiscalía colombiana no le ha informado sobre actos ilegales por supuestas interceptaciones que según medios locales, habría hecho la inteligencia militar desde un establecimiento comercial de Bogotá.

Las FARC acusaron este sábado a Santos de haber modificado su enfoque frente al supuesto caso de espionaje a las conversaciones de paz en La Habana, al cambiar su apreciación, ‘como veleta al viento’ frente a tan graves hechos’.

En un comunicado, el grupo rebelde recordó que en un principio Santos atribuyó el hecho (del espionaje militar desde un local comercial de Bogotá) a ‘fuerzas oscuras’, pero luego consideró ‘lícitas’ las operaciones de inteligencia.

La organización insurgente se mostró en desacuerdo con que ‘las fachadas de inteligencia sean totalmente lícitas, que sus operaciones (de inteligencia) sean ajustadas a la ley, y que no tengan nada de irregular’.

Para Santos, sea cual sea el resultado de la investigación por supuestas interceptaciones ilegales, el derecho del Estado a hacer inteligencia lícita no puede ser cuestionado, pues en ese caso el Estado ‘estaría cavando su propia tumba’.

 




Volver arriba