Denuncian “perros bomba” en Venezuela

CARACAS (EFE).- El ministro de Ambiente de Venezuela, Miguel Rodríguez, denunció hoy planes opositores para usar “perros bombas” en las protestas que hace un mes y medio se realizan a diario contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“En un estado superior de violencia (han planificado) hasta los perros bombas, práctica que ya la conocen ellos y que se han aplicado en otros escenarios; nosotros como pueblo no podemos permitir esto”, sostuvo el ministro en una marcha en Caracas de apoyo a Maduro.

Un grupo de manifestantes opositores al Gobierno de Nicolás Maduro participó hoy sábado  en una marcha por la Avenida Francisco de Miranda de Caracas (Venezuela).

A esta práctica de colocar explosivos a los perros y hacerlos estallar en locales y manifestaciones oficialistas se busca sumar “la muerte de los animales en situación de calle, (porque) los sacrificaron, los tiraron a una hoguera”, añadió al canal estatal VTV sin dar más detalles de cuándo y dónde se produjo tal hecho.

Rodríguez también denunció que en las “guarimbas” (barricadas), utilizadas por los opositores más radicales para bloquear avenidas, además de los cables que cruzan las calles y que han degollado a algunos motociclistas, se han usado árboles del ornato urbano.

“Por los 5,000 árboles que nos cortaron para eso (las barricadas), vamos a plantar un millón, que se sumarán a la meta de sembrar 2,5 millones” este año, anunció.

También en el empeño que achacó a “la oposición violenta” de “utilizar la destrucción de la naturaleza como arma política”, el ministro recordó sus denuncias de envenenamiento planificado de una red de agua potable en la ciudad de Mérida, a 700 kilómetros al oeste de Caracas.

De esa forma se buscaba, añadió, que la población “reaccionara de manera violenta contra nuestro Gobierno”.

El ministro de Ambiente informó el martes pasado de la que llamó “macabra” contaminación de un caudal de agua para ser potabilizada en Mérida, una de las ciudades más activas en las protestas.

“A todas luces se trata de una acción macabra, premeditada”, aseguró Rodríguez ese día tras precisar que desconocidos perforaron una tubería y vertieron al menos 100 litros aparentemente de gasoil disimulados con “sustancias aromáticas” para evitar su detección.
“Esto es una locura; esto es terrorismo puro”, remarcó ese día y reiteró que “se buscaba crear un estado de alarma generalizado” que eventualmente derivara en un enojo popular contra el Gobierno.

El ministro recordó que recientemente se detectaron casos adicionales de “vandalismo” con incendios provocados con el mismo supuesto propósito político, entre ellos un caso registrado esta semana en el montañoso que separa Caracas del Mar Caribe.
“A esto no habíamos llegado”, subrayó y se felicitó de que antes este tipo de acciones, que atribuyó a “un pequeño sector” de la oposición, los movimientos de ecologistas y ambientalistas del país han dejado atrás antiguas divisiones.

“Andaban buscando agrupar a más gente (en torno a acciones violentas) y no lo lograron, pero lo que sí lograron fue la unión de los ecologistas y ambientalistas” en la disyuntiva “ecosocialismo o barbarie”, remarcó. 

Etiquetas: