Denuncian emergencia en bancos de sangre en hospitales venezolanos

 

CARACAS (Notimex).- Los bancos de sangre de los hospitales públicos de Caracas se encuentran en emergencia, pues carecen de reservas para atender las urgencias de fin de año, denunció hoy la hematóloga, Ingrid Blanco.

‘Asimismo los equipos están obsoletos, no reciben mantenimiento, y hay ausencia de controles para garantizar la calidad de los productos que se preparan’, precisó la ex directora del Banco de Sangre del hospital Victorino Santaella, el central Estado Miranda.

Blanco destacó a Notimex que uno de los principales problemas de las unidades que almacenan sangre son las fallas de los equipos de refrigeración, situación que pone en riesgo la poca reserva de fluido que a duras penas logran obtener esas instituciones.

‘En la Maternidad Concepción Palacios, de Caracas, esta área prácticamente se está cayendo producto de las filtraciones. Por falta de personal, hace unos meses se cerró el servicio de atención al donante y no se ha abierto más’, dijo la especialista.

Agregó que tampoco se está separando la sangre en sus componentes (plasma, glóbulos rojos y plaquetas) y que solo se realizan transfusiones con sangre que reciben del Banco Municipal, centro que también surte a otros siete hospitales de Caracas.

‘En el histórico Hospital Vargas se adquirieron equipos chinos para el servicio del banco de sangre, pero no se han instalado porque no hay recursos para adquirir el conector (de la corriente 220) necesario para ponerlos a funcionar’, indicó.

Explicó que de los siete bancos de sangre dependientes del Banco Municipal de Sangre solo dos reciben donantes: el Periférico de Coche y el Periférico de Catia, pero en estos siempre hay fallas eléctricas y apenas existe una nevera para preservar los fluidos.

‘El propio Banco Municipal de Sangre, centro de referencia nacional del donante de sangre, enfermedades hematológicas, terapia transfusional y administrador del 65.00 por ciento de la sangre de Caracas, sufre las consecuencias del déficit de personal e insumos’, señaló.

Blanco resaltó que cuando trasladan sangre de esa institución a otros centros de salud de la capital lo hacen a todo riesgo, ya que no tienen la garantía de que los componentes tengan la temperatura adecuada, por carecer de termómetros’.

Finalmente, advirtió que a finales del mes de diciembre la situación se torna más crítica, ya que la poca reserva de sangre que existe en los hospitales se la llevan los baleados y accidentados de fines de semana, producto de la violencia que padece el país.

 




Volver arriba