Cuba se prepara para celebrar el 55 aniversario de su revolución

LA HABANA, Cuba (EFE).- En medio de un ambiente tranquilo y sin grandes resonancias, Cuba se prepara hoy para celebrar los 55 años de su revolución mañana 1 de enero con un acto político en la ciudad este de Santiago, al que se prevé acuda el presidente Raúl Castro.

La conmemoración oficial de la efeméride tendrá lugar en horas de la tarde del miércoles en el parque “Carlos Manuel de Céspedes” de Santiago, el mismo sitio donde Fidel Castro anunció al mundo el 1 de enero de 1959 el triunfo del alzamiento armado que lideró contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Según indicó hoy el periódico local Sierra Maestra, unas 3.500 personas asistirán a ese acto nacional que incluirá “arte y oratoria”, y estará dedicado a los jóvenes y mujeres de la isla por su “ejemplo de osadía, dignidad, rebeldía y defensa de los principios” a lo largo de la historia cubana.

En Santiago de Cuba, segunda ciudad del país y ubicada a unos 900 kilómetros al este de La Habana, se espera que el mandatario Raúl Castro encabece la celebración junto a otros miembros de su Gobierno y del Partido Comunista.

En su discurso ante la Asamblea Nacional el pasado 21 de diciembre, el general Castro felicitó al “noble y heroico pueblo cubano” por el nuevo año y por el 55 aniversario de la revolución, que “celebraremos en Santiago de Cuba el 1 de enero”, según adelantó.

Al igual que en 2009, cuando se celebró el medio siglo de la revolución, es previsible que el gran ausente del acto de mañana sea precisamente el líder del proceso y expresidente Fidel Castro, de 87 años y retirado del poder desde 2006 por una enfermedad.

Relevado en la dirección del país por su hermano menor, Raúl, Fidel Castro ha asistido esporádicamente a actos públicos en La Habana en los últimos años, y su última aparición conocida fue en la inauguración de una escuela en abril.

Como cada año por estas fechas, se pueden ver enormes banderas cubanas colgadas de viviendas, edificios públicos y comercios.

“Nuevos retos, nuevas victorias” es el lema que el Gobierno ha ubicado en mensajes televisivos y en algunas vallas de La Habana, donde también hay lienzos atravesando las avenidas con los mensajes “la revolución seguirá adelante” y “dueños de nuestro destino”.

Los medios oficiales han publicado en los últimos días varios reportajes sobre los últimos combates librados por los rebeldes en diciembre de 1958, así como entrevistas a combatientes sobrevivientes de la guerrilla y de la lucha clandestina.

En varias provincias del país ya han tenido lugar actos regionales por la efeméride, rememorando batallas locales y con visitas a sitios históricos relacionados con la revolución.

Un amplio programa de fiestas populares y actividades culturales ha sido programado asimismo en plazas, teatros y comunidades, desde el pasado 29 de diciembre y hasta el 5 de enero.

Esta vez, la conmemoración por el triunfo de la revolución llega precedida de un año en el que el Gobierno de Raúl Castro amplió sus reformas económicas para “actualizar” el modelo socialista cubano con medidas como la esperada reforma migratoria y el anuncio de una próxima y gradual eliminación del sistema de doble moneda que rige en el país.

Durante 2013 la isla también estuvo marcada por la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez, quien convirtió a su país en el principal aliado político y económico de La Habana en el siglo XXI.

Cuba, único país comunista del hemisferio occidental, obtuvo por otra parte un importante espaldarazo de reinserción regional al asumir en enero pasado la presidencia temporal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que agrupa a todos los países de América, excepto a Estados Unidos y Canadá.




Volver arriba