Cuba se abre a la inversión foránea

Sólo en Educación, Salud y Armada no se autoriza ahora

El presidente cubano Raúl Castro con el primer vicepresidente Miguel Díaz Canel en la sesión extraordinaria del Parlamento

LA HABANA (EFE).- La Asamblea Nacional de Cuba aprobó ayer por unanimidad la nueva Ley de Inversión Extranjera promovida por el gobierno de Cuba como parte de sus reformas económicas para “actualizar” el socialismo y, además, eligió a dos nuevos miembros del Consejo de Estado para ocupar plazas vacantes.

“El texto fue refrendado por los parlamentarios con sus modificaciones y el dictamen correspondiente de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, y Económica”, según informaron medios locales.

La votación de la norma era el principal punto de la agenda del pleno extraordinario de la Asamblea (parlamento unicameral) convocado ayer, al que asistieron el presidente Raúl Castro y otros dirigentes del gobernante Partido Comunista y del Estado.

La prensa extranjera acreditada en la isla no accedió a la cobertura del pleno celebrado en el habanero Palacio de las Convenciones.

La nueva ley para la inversión foránea en Cuba modifica a la que estuvo vigente desde 1995 y fue presentada al Parlamento como un instrumento “estratégico y trascendental” para impulsar el desarrollo del país.

Cuba espera que la nueva normativa ayude a impulsar su desarrollo mediante la diversificación y ampliación de los mercados de exportación, el acceso a tecnologías avanzadas y la sustitución de importaciones.

De acuerdo con detalles divulgados por medios oficiales resaltan que la ley autoriza la inversión foránea en todos los sectores excepto salud, educación e instituciones armadas, y prevé beneficios fiscales para los capitales extranjeros.

Al presentar ayer la nueva norma a los diputados, el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, enfatizó sus garantías a los inversores en cuanto a la “protección” de las propiedades adquiridas, o la libre transferencia al exterior de sus utilidades en divisas.

La nueva ley, al igual que la anterior, no impide que los cubanos emigrados inviertan en la isla pero el ministro advirtió de que “Cuba no irá a buscar inversión extranjera a Miami”, según reportó la agencia Prensa Latina.Malmierca, quien en los últimos días sostuvo reuniones con grupos parlamentarios por todo el país para analizar el proyecto, subrayó que Cuba necesita inyecciones de capital de más de 2,000 millones de dólares al año para que su economía crezca.Por otra parte, la sesión de la Asamblea eligió ayer como nuevos miembros del Consejo de Estado a Ulises Guilarte de Nacimiento, recién electo como secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, sindicato único), y a Rafael Ramón Santiesteban, nuevo presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).



Volver arriba