Cuba pone en vigor restricciones aduaneras

Cuba pone en vigor restricciones aduaneras

LA HABANA (Notimex).- El gobierno de Cuba puso hoy en vigor un paquete de nuevas normas aduanales que han desatado numerosas críticas entre la población en general y quienes visitan al país caribeño.

Las Resoluciones 206, 207, 208 y la 300 modifican la cantidad de algunos artículos que se importan por personas naturales, su valor, peso y cobro del arancel de las misceláneas y dentro de envíos postales, aéreos o marítimos.

En el caso de los colaboradores isleños en otros países, si su misión dio término en dos años o más, tienen derecho a importar, por única vez, su menaje de casa que, no teniendo el carácter de efectos personales, sirven para el uso doméstico.

Según la explicación oficial, las leyes aduaneras cubanas agilizan el paso por frontera y expresan cuánto se puede importar, para así diferenciar entre abasto a la familia y altos volúmenes de mercancías a particulares.

Sin embargo, los polémicos cambios han sido vistos por los cubanos como nuevos obstáculos en su necesidad de abastecerse de productos importados, a más bajo precio, variados y de mejor calidad que los vendidos por el Estado.

El argumento básico oficial es que se intenta frenar la llegada de “altos volúmenes de importación con destino a la comercialización y al lucro” por parte de viajeros normales y “mulas” provenientes de Estados Unidos.

Las disposiciones, que coinciden con la desaceleración en la llegada de turistas a Cuba, abarcan nuevas tarifas y cantidades a traer en especial de ropa, productos de aseo y electrodomésticos.

Desde que fueron anunciadas las controvertidas restricciones, en junio pasado, la prensa oficial ha tenido que publicar varios artículos para tratar de aclarar su contenido y, desde la óptica gubernamental, necesidad.

Pero los medios locales, todos bajo control del Estado, no han podido abstenerse de publicar críticas de muchos cubanos, incluso de quienes no les alcanza el salario para viajar a otras naciones.

María Zulueta dijo en un reportaje televisivo en el aeropuerto de esta capital que ella necesitaba traer productos para sus parientes y amigos ante el desabastecimiento, poca variedad y altos precios en las “tiendas recaudadoras de divisas”.

La Aduana General de la República ha intentado frenar las críticas señalando que el objetivo de las medidas es proteger el mercado nacional y frenar las importaciones ilícitas.

Las resoluciones no modifican lo relacionado con la importación de efectos personales de los viajeros -exentos de pago- entre los que se incluyen su ropa, calzado, artículos de tocador y de aseo personal.

Están exentos de pago un reproductor de multimedia digital portátil, un teléfono móvil, un aparato de televisión portátil, una computadora personal portátil (laptop), una cámara fotográfica y artículos para el transporte, entretenimiento y alimentación de los niños, conforme con la edad.

Otros que podrán importarse libres de pago son hasta 10 kilogramos de medicamentos -separados del resto del equipaje y en sus envases originales-, prótesis, sillas de ruedas, culeros desechables y medios similares, además de materiales para la enseñanza.

 




Volver arriba