Colombia envía queja a emisora australiana que relacionó al país con cocaína

Matt Tilley y Joe Hildebrand

BOGOTÁ (EFE).- La Cancillería colombiana envió hoy una queja formal a la emisora Triple M de Australia a raíz de los comentarios proferidos por dos de sus locutores que relacionaron a la selección de fútbol del país suramericano con la cocaína.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó de que, en la queja, solicita a la emisora que “rectifique, presente excusas y sancione a los responsables, por transmitir comentarios que violan de la ley australiana (de discriminación racial)”.

Los locutores Matt Tilley y Joe Hildebrand vincularon el pasado miércoles, día previo al partido entre Colombia y Costa de Marfil, que al combinado suramericano se le conozca como “cafetero”, cuando el país es más conocido por la cocaína que por el café, dijeron.

“Los equipos de Colombia han sido descritos como los cafeteros, pero yo me pregunto, ¿será que sí son reconocidos por el café? (…) Me parece a mí que cuando uno menciona Colombia lo primero que la gente menciona es la cocaína”, aseguraron en el programa “The One Percenters”.

En la queja, dirigida a los directivos de la emisora, la Cancillería destacó que esos comentarios “ofenden seriamente a una nación como Colombia, líder en la lucha contra el problema mundial de las drogas, flagelo que ha causado un gran sufrimiento al país”.

“La embajada de Colombia y el consulado de Colombia en Sydney rechazan rotundamente el contenido de estos comentarios, contrarios al espíritu de Australia”, país que acoge a un gran comunidad de estudiantes y trabajadores del país suramericano.

La semana pasada la Cancillería colombiana también pidió explicaciones al Gobierno de Holanda y a Unicef por un “meme” (montaje fotográfico) publicado en Twitter por la actriz holandesa Nicolette van Dam, en el cual vinculó a los jugadores Radamel Falcao y James Rodríguez con la cocaína.

La protesta de Colombia llevó a Van Dam a renunciar como embajadora de buena voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). EFE




Volver arriba