Cocina latinoamericana, con reconocimiento internacional

 

BOGOTÁ (Notimex).- Para la directora del Convenio Andrés Bello (CAB), Mónica López, la cocina latinoamericana, como valor cultural, pasa por uno de sus mejores momentos a nivel de reconocimiento internacional.

‘Creo que este es un momento muy importante para la cocina latinoamericana y creo que los países de la región, particularmente los miembros del CAB, son conscientes de la importancia de rescatar la cocina como patrimonio cultural’, expresó López, en entrevista con Notimex.

Explicó que el patrimonio gastronómico de América Latina tiene que ver con la cocina tradicional. ‘Nosotros tenemos ese legado español, en el sentido que las familias se sientan alrededor de la mesa’, apuntó.

‘La formación de las personas y su comportamiento se da alrededor de la mesa, mientras que la preparación de los alimentos está ligada a la riqueza natural que tienen todos nuestros países’, ahondó la directora del CAB.

A juicio de López, el reto del Convenio es hacer que todos los países de América Latina desarrollen programas de salvaguardia del patrimonio gastronómico.

México y Perú son los dos países que están a la vanguardia en materia de rescate de patrimonio gastronómico, seguidos de Colombia; ‘estos países deben ser referentes para el resto de la región’, acotó.

El Convenio Andrés Bello, dijo López, está comprometido con la salvaguardia del patrimonio gastronómico de América Latina, y es en esta línea que impulsa el programa ‘Somos Patrimonio: Sabores de nuestro saber’.

En los últimos ocho años, el CAB ha convocado anualmente al concurso ‘Somos Patrimonio’, para impulsar las investigaciones públicas y privadas en las diferentes facetas de la cocina en la región.

En la octava edición del certamen, que fue premiada en diciembre de 2013, se ‘recogieron experiencias de recetas tradicionales como el ajiaco indígena, el fufu de plátano, el dulce de camote cristalizado, el casabe y aderezos amazónicos’.

Además, dijo, se ‘conoció el calendario tradicional de la comunidad Murui del Amazonas (Colombia), los esfuerzos de las mujeres indígenas de Tarapacá y las estrategias de las comunidades campesinas que buscan mantener vivo sus sabores’.

En opinión de la directora del CAB, lo más destacable del Convenio es que aumenta la consciencia de la importancia que tiene el rescate de la cocina como factor de identidad y cultura de cada uno de los países de América Latina.

El Convenio Andrés Bello está integrado por: Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, España, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela. Argentina, en proceso de adhesión.

 



Volver arriba