Centroamérica acuerda medidas para prevenir migración infantil hacia EE.UU.

Cientos de menores intentan cruzar desde distintas partes de Centroamérica a Estados Unidos.

SAN SALVADOR  (EFE).- El Salvador, Guatemala y Honduras acordaron hoy lanzar una campaña para prevenir la migración infantil ilegal de estos países a Estados Unidos, perseguir a los traficantes y mejorar el trato que reciben en el país norteamericano.

Estas medidas fueron acordadas este sábado en San Salvador durante una reunión sin acceso a la prensa presidida por los cancilleres de El Salvador, Hugo Martínez; Guatemala, Fernando Carrera, y la subsecretaria de Estado en los Despachos de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de Honduras, Diana Valladares, precisó un comunicado de la Cancillería salvadoreña.

Alrededor de 90 niños no acompañados cruzan la frontera suroeste de Estados Unidos cada día, y en los últimos nueve meses han sido detenidos 52.000 tras entrar de manera ilegal al país, especialmente procedentes de México, Guatemala, El Salvador y Honduras, según datos oficiales estadounidenses.

Para tratar de contrarrestar esta problemática, los cancilleres acordaron lanzar a corto plazo “una campaña de sensibilización para desalentar la migración irregular de los niños, niñas y adolescentes hacia Estados Unidos, dado los peligros a los que se enfrentan en la ruta”, indica el boletín.

También reforzarán las “acciones de seguridad y persecución penal a los traficantes y tratantes de personas, con especial énfasis en los niños y niñas”, añade el documento.

Asimismo, “sumarán esfuerzos para gestionar la reducción del tiempo de permanencia de la niñez migrante que se encuentra bajo custodia de la Patrulla Fronteriza”.

El Salvador, Guatemala y Honduras trabajarán además en la elaboración de un protocolo regional de atención y protección consular para atender a niños, niñas y adolescentes migrantes, precisa el documento.

Además, ampliarán su accionar en las fronteras para verificar las condiciones de la niñez migrante, garantizando su debido acompañamiento y protección consular.

A medio plazo los cancilleres acordaron gestionar mecanismos de reunificación familiar de los menores y adolescentes con sus padres, además de elaborar un plan para la inclusión y el desarrollo social en las comunidades de origen, diseñar nuevos mecanismos de cooperación y coordinación en materia de seguridad y lucha contra el crimen organizado, destaca el boletín de la Cancillería.

La migración infantil “es un escenario sumamente complicado (…) y difícil de comprender, dado que realmente los papás que tienen años de haberse ido y que no han visto a sus hijos sueñan con verlos y también los niños sueñan con ver a sus padres”, reconoció hoy la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, en el programa presidencial “Gobernando con la gente”.

Por eso, El Salvador está “sosteniendo a todo nivel reuniones con el Gobierno de Estados Unidos para garantizar y apoyar el debido proceso” de los niños inmigrantes, añadió.

La mayoría de estos menores de edad van con la idea de reunirse con sus padres después de tanto tiempo sin verse, y pese a vivir muchos peligros en el camino, “son retenidos en instalaciones que no son adecuadas para ellos y deben esperar a que su situación se resuelva”, denunció.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU.,el republicano Bob Goodlatte, dijo este jueves, tras viajar a la frontera, que la mayoría de los niños procedentes de Centroamérica que cruzaron solos de forma ilegal a Estados Unidos tienen padres indocumentados en el país.

En lo que va de año fiscal (octubre-septiembre), las autoridades calculan que unos 50.000 menores y cerca de 40.000 familias han cruzado la frontera de forma ilegal, la mayoría de ellos procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador.

La oficina de estadísticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) calcula que la llegada ilegal de menores crecerá de los 6.500 registrados en el año fiscal 2011 a 142.000 en 2015.

En la cita a puertas cerradas de este sábado también participaron los ministros de Seguridad de El Salvador, Benito Lara, y de Gobernación de Guatemala, Mauricio López Bonilla.

También, los viceministros de los ministerios de Relaciones Exteriores de los tres países, entre otros funcionarios centroamericanos. EFE



Volver arriba