Casi 28 millones de brasileños viven con algún adicto, según un informe

 

SAO PAULO (EFE).- Casi 28 millones de brasileños viven con algún familiar que tiene adicción a algún tipo de droga, según un informe publicado hoy por la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp).

El informe, el mayor de este tipo elaborado hasta la fecha, muestra que en función de los resultados se puede deducir que el 5,7 % de los brasileños, casi 8 millones de personas, padece adicción a algún tipo de droga.

La investigación muestra por primera vez el impacto que la convivencia con un pariente adicto a las drogas tiene en la vida cotidiana de las familias, un efecto que, según uno de los coordinadores del estudio, Ronaldo Laranjeira, genera que “por cada adicto haya cuatro personas afectadas”.

Entre los familiares encuestados se observó que en el 80 % de los casos son las madres las que están al cuidado de los adictos.

Asimismo, el 66 % de las progenitoras son responsables del tratamiento contra las adicciones que reciben sus hijos.

Esas madres también son consideradas “jefas de la familia”, según el estudio, lo que genera que, además de ser responsables del hijo adicto, estén al cuidado de los otros miembros de la familia.

El estudio también desvela que el 57,6 % de las familias tiene otro pariente adicto y que las causas más habituales para adentrarse en el mundo del consumo de drogas son las “malas compañías” en el 46,8 % de los casos y la baja autoestima en el 26,1 %.

El 44 % de los parientes dijo descubrir la adicción de sus familiares por los cambios de comportamiento que experimentaron, mientras que solo el 15 % aseguró haber visto a sus parientes consumiendo sustancias ilegales.




Volver arriba