Cancela España venta de material antidisturbios a Venezuela

 

CARACAS (Notimex).- El dirigente opositor Stalin González calificó como muy solidaria con el pueblo venezolano la medida adoptada por el gobierno español de cancelar indefinidamente las ventas de material antidisturbios a Venezuela.

‘Esperamos que Brasil siga el ejemplo de España y deje de abastecer de bombas lacrimógenas al gobierno de Venezuela’, dijo a Notimex el diputado a la Asamblea Nacional (Congreso Unicameral), y dirigente nacional del partido de centro izquierda Un Nuevo Tiempo (UNT).

González aplaudió así la decisión de la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso (Jimddu), en la que están representados los departamentos de Asuntos Exteriores, Defensa, Interior, Comercio y Hacienda de España.

Destacó que es la primer medida de este tipo que toma un gobierno extranjero ante la represión a manifestaciones estudiantiles en Venezuela, que hasta el momento arroja un saldo de 42 muertos, más de 700 heridos y más de mil estudiantes con juicios abiertos.

‘Ello demuestra que el mundo se encuentra alarmado por la violencia desatada contra manifestantes pacíficos que hacen uso de su derecho a protestar, y esperamos que el gobierno de Brasil suspenda la venta indiscriminada de bombas lacrimógenas a Venezuela’, recalcó.

Explicó que el gobierno español evalúa una serie de criterios a la hora de autorizar las ventas de material militar, policial o de doble uso y uno de ellos alude a situaciones de inestabilidad interna y a la posibilidad de que sea empleado para la represión.

‘En los últimos años Venezuela destinó 236 millones de dólares a la compra de material de uso policial y de seguridad al gobierno español, así como un patrullero naval, aunque sigue siendo un país desabastecido de alimentos y hasta de papel sanitario’, reveló.

González resaltó que hasta el mes pasado, solo Estados Unidos mantenía una prohibición de vender armas a Venezuela, por lo que la decisión unilateral de Madrid sienta un precedente histórico.

 




Volver arriba