Campesinos secuestran a una mujer acusada de brujería en Perú

LIMA, Perú (EFE).- Una mujer de 54 años fue acusada de practicar la brujería y secuestrada por pobladores de un distrito andino, en el norte de Perú, para que reconozca su supuesta responsabilidad en la muerte de otra mujer, informaron hoy los medios peruanos.

Consuelo Urbina es retenida por unos 250 integrantes de la ronda campesina del distrito de Sarín, en la provincia de Sánchez Carrión de la región La Libertad, después de que la familia de una pobladora de 69 años, fallecida recientemente, la acusara de haberla envenenado con un plato de chicharrones (carne de cerdo frita), detalló el diario El Comercio.

El secuestro de Urbina fue denunciado ante la Policía de Sarín por uno de sus hijos el pasado sábado, cuando los “ronderos”, pobladores que asumen la vigilancia y administración de la Justicia de sus propias comunidades bajo usos ancestrales, la buscaron y llevaron con ellos a la fuerza.

La Policía acudió a la base de la ronda campesina y sorprendió a los “ronderos” en asamblea, con látigos y palos, para decidir la liberación, o no, de la acusada.

Un agente de la Policía informó a El Comercio de que los “ronderos” han pedido que los dejen “hacer sus investigaciones”, antes de liberar a Urbina, quien según las autoridades no ha sido golpeada por los pobladores.

No obstante, no es la primera vez que los “ronderos” acusan a mujeres del pueblo de practicar la brujería y de someterlas a castigos.

La Policía informó de que el año pasado dos mujeres fueron retenidas tres meses por su presunta responsabilidad en la muerte de cuatro personas y que fueron liberadas con intervención de los agentes y de la Fiscalía.

Además, en enero pasado, los “ronderos” de otra zona de La Libertad causaron la muerte de una mujer a la que retuvieron y golpearon durante 15 días por, supuestamente, hacer magia negra con sus hijos.




Volver arriba