Cambio de mando en la Secretaría General Iberoamericana

MÉXICO, D.F.  (EFE).- La costarricense Rebeca Grynspan recibió hoy de manos del uruguayo Enrique Iglesias el mando de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), en una ceremonia de traspaso que estuvo encabezada por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

El “paso de estafeta”, como lo describió Peña Nieto, se llevó a cabo en esta capital porque México tiene la secretaría pro témpore de la Conferencia Iberoamericana. Además, en la ciudad mexicana de Guadalajara se celebró la primera cumbre, en 1991.

Grynspan, de 58 años, asumirá formalmente sus funciones el próximo martes, en Madrid, donde tiene su sede la Segib. Fue designada para el puesto en una reunión ministerial extraordinaria celebrada el pasado 24 de febrero en la capital mexicana.

“La Conferencia Iberoamericana está vigente, se encuentra en un proceso de transformación y hoy inicia una nueva etapa”, afirmó Peña Nieto en un discurso que siguió a otros de Grynspan, de Iglesias y del canciller mexicano, José Antonio Meade.

El gobernante mexicano recordó que la política y economista costarricense había sido designada para el cargo por unanimidad de los 22 países de la Conferencia Iberoamericana, teniendo en cuenta su experiencia y un perfil que se ajustaba al puesto.

“Siempre ha sido una aliada de nuestra región”, recordó Peña Nieto, quien mencionó el paso de Gryspan por Naciones Unidas y por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Grynspan, por su parte, destacó los cambios que ha vivido la región desde la primera cumbre iberoamericana y dijo que el espacio que se abre entre los dos continentes “debe tender al encuentro”. “Es necesario imaginar juntos el futuro”, agregó.

Etiquetas:,