Aumenta la censura en Venezuela

Foto tomada de internet de Carlos Correa, director de la organización "Espacio Público"

Foto tomada de internet de Carlos Correa, director de la organización “Espacio Público”

CARACAS, Venezuela.   (NOTIMEX).- Las protestas opositoras en Venezuela han puesto de manifiesto un incremento de la censura por parte del gobierno, que habría presionado a medios de comunicación a omitir noticias al respecto, advirtió hoy el comunicólogo Carlos Correa.

 El director Ejecutivo de la organización “Espacio Público”, señaló a Notimex que la forma más común de bloquear información sobre las protestas ha sido la autocensura, pese a admitir que “es muy difícil de documentar porque depende de que los periodistas la manifiesten”.

 Correa subrayó sin embargo que los comunicadores de distintos medios de prensa han hecho saber -básicamente a través de las redes sociales- su insatisfacción por la falta de cobertura hacia estos evento, lo cual es uno de los indicadores de autocensura.

 “Básicamente hay tres signos que te permiten plantear la autocensura: que un determinado evento no sea cubierto o no tenga cobertura suficiente, el segundo, la situación en la que algunos periodistas consideran que se hace una mala cobertura y el tercero las asambleas de periodistas insatisfechos”, precisó.
 El comunicólogo recordó que en los últimos días cerca de un centenar de periodistas de la “Cadena Capriles” de medios impresos, emitieron un comunicado reprochando la línea editorial de esta empresa por darle poca cobertura a las protestas ‘de forma deliberada’.

 De igual manera, el fin de semana el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) de Venezuela, realizó un foro llamado “Periodistas contra la censura” en el que denunciaron las acciones del gobierno para frenar la publicación de información sobre la oposición.

 El gobierno ordenó por su parte retirar de la señal por suscripción de la televisora colombiana NTN24 por considerar que promovía la “propaganda de guerra” contra Venezuela, por su cobertura de las manifestaciones de estudiantes y sectores de la sociedad civil.

 Correa recordó que el año pasado hubo protestas sociales importantes en Brasil y Argentina sin que los gobiernos ordenaran a la prensa limitar la cobertura de estos eventos, por lo que descartó que la cobertura periodística pueda incitar a la violencia.

 El activista de derechos humanos agregó que el silencio informativo sobre las manifestaciones se puede englobar del fenómeno previo de la “criminalización de la protesta” por parte del gobierno, que suele vincular las manifestaciones a movimientos conspirativos en vez de reivindicaciones sociales.

 “La criminalización de la protesta ya tiene algún tiempo, es la persecución penal de las personas que participan en manifestaciones pero la protesta es un ejercicio del derecho a la reunión aunque también está asociado al derecho a la libertad de expresión, es decir, no se puede separar”, reafirmó.

Etiquetas:, ,