Ataques verbales desplazan debate en campaña presidencial colombiana

Ataques verbales desplazan debate en campaña presidencial colombiana

 

BOGOTÁ (Notimex).- Los ataques verbales entre las campañas de los dos candidatos con opción a acceder a una segunda vuelta, desplazaron el debate de propuestas a 13 días de las elecciones en Colombia, consideró hoy el analista Fernando Rojas.

En entrevista con Notimex, el politólogo colombiano aseguró que el país está frente a un ‘panorama muy complicado’ en el cual se ha priorizado ‘los rumores y acusaciones entre unos y otros, para desprestigiarse en su afán de ganar’.

La campaña del candidato del derechista Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga acusa a su rival, el presidente, Juan Manuel Santos, quien aspira a la reelección, de haber recibido en 2010 dinero de la mafia para financiar su aspiración.

Los señalamientos son considerados a su vez por la campaña santista como una ‘cortina de humo’ de su adversario, para tapar el escándalo por el espionaje al gobierno, que salpicó a varios de sus asesores la semana pasada.

La Fiscalía reveló el martes pasado interceptaciones que se estarían haciendo a Santos y al proceso de paz, para hacerlo fracasar, por parte de una red de espionaje ligada a la campaña de Zuluaga, cercano al ex presidente Alvaro Uribe.

Rojas consideró que en la medida en que se acerque la primera vuelta de las elecciones del 25 de mayo, ‘la escalada de ataques será mayor’, porque a su juicio, ‘lo que hay de por medio es una pelea por el manejo económico y político del país’.

Santos calificó este lunes de ‘absurdo’ afirmar que a su campaña de 2010 entró dinero de la mafia y dijo que por eso el gerente de la misma, ‘demandó por calumnia e injuria’ a Uribe, quien fue la persona en hacer la denuncia.

El presidente dijo que no le sorprende la inasistencia de su antecesor, Alvaro Uribe al llamado de la Fiscalía, porque no tiene cómo probar sus denuncias contra su campaña.

El jefe de Estado fue más allá y pidió a la Fiscalía que ‘conmine y obligue’ al ex mandatario (2002-2010) a probar su acusación, luego que el ex gobernante no acudió este lunes ante el ente judicial para sustentarla.

‘Me lo imaginaba, porque él (Uribe) no tiene nada que mostrar (probar), entonces no me sorprende” que se haya ausentado de la diligencia en la que debía sustentar la denuncia, sostuvo Santos a un medio local.

Para Rojas, es claro que ‘los ataques verbales se tomaron la campaña en Colombia y desplazaron el debate sobre los problemas reales que enfrenta el país, lo que le resta la posibilidad a la gente de escoger la mejor opción’.

 




Volver arriba