Asumen los cargos por un fatal incendio

Los dueños de una fábrica se entregan a las autoridades

Delwar Hosain y su esposa Mahmuda Akhtar, dueños de la fábrica de ropa incendiada en Bangladesh en 2012, se entregan a la policía

LONDRES (Notimex).- Los dueños de una lucrativa fábrica de ropa de Bangladesh, que se incendió en 2012 causando la muerte a más de 112 personas y lesiones a otras 200, se entregaron ayer a las autoridades.

La fábrica, ubicada en las afueras de la capital Daca, no tenía salidas de emergencia y su ubicación en un callejón estrecho impidió a los bomberos el combate oportuno del siniestro ocurrido en noviembre de 2012.

La investigación del caso reveló también que cuando se produjeron las llamas, gerentes y personal de seguridad le dijeron a los empleados que se trataba de un simulacro, destacó la británica BBC.

El empresario Delwar Hossain y su esposa, Mahmuda Akter, se presentaron ayer ante el tribunal que sigue la causa y solicitaron su libertad bajo fianza.

En relación con el incendio fueron acusadas 13 personas, cuatro de las cuales continúan prófugas hasta el momento. Los cargos contra los acusados incluyen violaciones a las leyes que regulan la construcción de edificios, entre ellas, la ausencia de dos salidas de emergencia.

El incendio y el derrumbe en fábricas textiles ha expuesto las duras e inseguras condiciones de trabajo en la industria, que emplea a cuatro millones de personas.Bangladesh es una nación pobre del sureste de Asia, que cuenta con una lucrativa industria textil, por más de 20 mil millones de dólares al año, la segunda más grande del mundo después de la de China.




Volver arriba