Asesinatos por orientación sexual bajan un 17 % en Argentina, según informe

BUENOS AIRES (EFE).- El número de personas asesinadas en 2013 por su orientación sexual y de género disminuyó un 17 % en Argentina en relación al 2012, según un informe difundido hoy por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), que reclama la elaboración de una ley antidiscriminatoria.

El estudio, elaborado por la CHA en base a informaciones publicadas en la prensa, fue presentando en el Salón Emilio Mignone de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en Buenos Aires.

De las cinco personas asesinadas el año pasado “tres eran gais y dos eran travestis”, según explicó Cesar Cigliutti, presidente de la CHA, al presentar los datos del informe.

“De todas las acciones que realizamos en la organización ésta es la más dolorosa”, afirmó respecto a la elaboración del documento que registra el número de miembros de la comunidad lésbica, gay, bisexual, travesti, transexual e intersexual (LGBTI) que son asesinados por su orientación sexual y de género.

Sin embargo, reconoció y valoró “los derechos conquistados” y el hecho de “poder presentar este informe en un contexto totalmente distinto del de hace unos años”.

Cigliutti recordó que el primer estudio que realizó la organización fue en 1993 por iniciativa de Carlos Jaúregui, primer presidente de la CHA, “a quien reivindicamos, porque ponemos en perspectiva nuestros orígenes, cuando los muertos eran cientos, en un marco de violencia institucional, en plena democracia”, destacó.

Los crímenes por orientación sexual y género son, en su opinión, “producto de la discriminación, que va desde el chiste hasta los asesinatos”.

“No ayuda que monseñor Héctor Aguer nos llame abominaciones amparadas por la ley”, dijo en referencia al arzobispo de la localidad bonaerense de La Plata, quien hace unos días se manifestó de esa manera durante una homilía, “o que el Vaticano siga diciendo que la homosexualidad es una desviación de la naturaleza”.

Cigliutti también valoró positivamente, la presentación del informe en compañía de Carlos Pisoni, subsecretario de Promoción de la Secretaría de Derechos Humanos, y Pedro Mouratian, titular del Instituto contra la Discriminación (Inadi).

“Esta mesa, con estos dirigentes, en este lugar, es un símbolo de los cambios logrados en estos años. Antes presentábamos el listado de crímenes de odio en soledad”, remarcó.

Cigliutti hizo hincapié en la necesidad de aprobar una ley antidiscriminatoria, porque “estamos en otros tiempos, con leyes como la Ley de Unión Civil, Matrimonio Igualitario y la Ley de Género”.

“Hay una diferencia con nuestro origen, cuando las instituciones eran las que realizaban actos de violencia hacia nosotros”, agregó.

Su compañero en la CHA Pedro Paradiso Sottile solicitó igualmente una legislación antidiscriminatoria “que se incluya, dentro de las causales de discriminación, la orientación sexual, identidad de género y sus expresiones”.

Para el subsecretario de Promoción de la Secretaría de Derechos Humanos, Carlos Pisoni, la necesidad de tener que seguir elaborando informes como este “demuestra que aún tenemos deudas en democracia cuando se sigue asesinando por odio a un sector de la población. Nos duele y lo sentimos como propio”, manifestó.

“Mucho avanzamos, ahora hay que dar la batalla cultural para que no vuelva a suceder”, sostuvo.

Pedro Mouratian, titular del Inadi, subrayó que el informe “no tendría que existir”, así como tampoco “un registro de asesinatos por discriminación”.

“No tendrían que ocurrir. Los índices están bajando, porque vamos por el camino de plasmar la legislación y las políticas públicas en la vida de las personas”, aseveró. EFE




Volver arriba