Asesinan a una familia en Argentina

Imagen del lugar donde fueron asesinados una familia

BUENOS AIRES (AP).- El sospechoso de la muerte un matrimonio y seis niños en el incendio intencional de su vivienda había sido denunciado por acoso y agresiones en reiteradas ocasiones por su expareja, quien fue una de las víctimas del hecho.

Familiares y amigos velaban el viernes a las ochos víctimas del trágico hecho ocurrido cerca de Buenos Aires el miércoles: María Karina Flamenco, de 38 años; su marido, Gastón Olivera, de 31, y seis menores de entre 4 y 14 años. Uno de ellos era hijo de Flamenco y de su expareja, Cristian Méndez, sobre quien recaen las sospechas del múltiple asesinato.

Los vecinos que se acercaron al lugar donde eran velados los cuerpos pidieron a gritos justicia. José Flamenco dijo a la prensa que su hija “había hecho siete denuncias” por las constantes agresiones que sufría de su expareja y que “vivía asustada”, lo mismo que los niños.

Según el hombre, Méndez fue detenido en una ocasión, “estuvo internado en un hospital y se escapó”, tras lo cual continuó con el acoso a la que fuera su mujer. Otros familiares señalaron que el supuesto agresor entraba a la casa que fue destruida por las llamas por la fuerza y amenazaba con cuchillos y palos a su exesposa y que, pese a las denuncias realizadas por ello, Flamenco no recibía suficiente protección de las autoridades.

“Le robaba hasta la comida a los chicos, entraba por la ventana. No la dejaba en paz”, relató al canal Todo Noticias, Rita Flamenco, que sostuvo que a pesar de las denuncias realizadas por su hija “nunca hubo una custodia” en su vivienda. Medio centenar de policías buscan a Méndez.

El incendio se desató en la madrugada cuando la familia dormía en una precaria vivienda de la localidad de Merlo, al oeste de la capital. Los adultos murieron carbonizados, los niños por asfixia. Por la repercusión que tuvo el caso, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, dijo en la víspera que la policía “está buscando arduamente a este brutal asesino que provocó una tragedia incomprensible, que nos causa un profundo dolor”.




Volver arriba