Asciende a nueve el número de muertos durante oleada de saqueos en Argentina

 

BUENOS AIRES (EFE).- Las víctimas durante la oleada de saqueos que sacudió a Argentina ascendieron a nueve con la confirmación hoy de una tercera muerte en la norteña provincia de Tucumán, la más afectada por los disturbios, ya controlados, que propiciaron protestas policiales.

“Oficialmente tenemos que hablar de tres muertos, aunque hay un cuarto que murió en la calle pero no tenemos precisiones sobre si estuvo vinculado (a los saqueos)”, dijo este miércoles a los medios el ministro de Salud tucumano, Pablo Yendlin.

Yendlin agregó que cerca de un centenar de heridos fueron atendidos en las últimas 48 horas en los hospitales de la capital provincial, San Miguel de Tucumán, unos 1.100 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

Los policías tucumanos regresaron hoy a las calles tras el alza salarial pactada con el Gobierno provincial y la ciudad recuperó progresivamente la calma, con la reapertura de escuelas y edificios públicos, que este martes permanecieron cerrados, y la normalización del transporte público.

Otras 19 provincias también acordaron alzas salariales para las fuerzas de seguridad, que desconvocaron las fuerzas y regresaron a sus funciones, como confirmó hoy el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich.

“Se han resuelto todos los conflictos en las provincias argentinas. La situación está encauzada y resuelta”, dijo Capitanich a la prensa.

Con tres muertos, Tucumán ha sido la región más golpeada por la oleada de saqueos y disturbios iniciada el pasado 3 de diciembre en Córdoba en coincidencia con protestas policiales que se replicaron en gran parte del país.

Las otras víctimas fatales se registraron en las provincias de Chaco (2), Córdoba (1), Buenos Aires (1), Jujuy (1), Entre Ríos (1).

El conflicto policial y los saqueos empañaron los festejos por el 30 aniversario de democracia ininterrumpida que celebró ayer Argentina, durante los que la presidenta, Cristina Fernández, criticó con dureza a los policías por “extorsionar” a la sociedad y aseguró que los robos estuvieron “planificados”.




Volver arriba