Animales exóticos abundan en Amazonia brasileña

Brasil (AP) _ Los padres, cuatro niños, el perro, así como dos perezosos, un pitón y un pequeño caimán viven apretados en la casa flotante de dos cuartos que la familia Da Silva tiene en la selva tropical de la Amazonia.

Los exóticos huéspedes ayudan al pescador Evandro Correia da Silva, de 35 años, y la familia de éste a ganarse la vida en el río Solimoes, frente a Manaos, una de las ciudades de la Copa del Mundo y sede de las selecciones de Estados Unidos, Inglaterra e Italia.

Las embarcaciones con turistas atracan en lo que prácticamente es la entrada de la casa, donde la familia quita a los renuentes perezosos de las patas de una mesa de plástico, despierta a una serpiente en una esquina y exhibe ante las cámaras un caimán bebé de 60 centímetros (dos pies) que hace ruido.

Todos los visitantes abrazan a los adorables perezosos de tres dedos y cuyos ojos somnolientos contrastan con su potente sujeción. Los turistas más osados y la hija de tres años de Da Silva se enredan la serpiente en los hombros o sujetan al caimán.

Los visitantes compran a la familia bebidas suaves que están en una nevera y quizá obsequian algo de dinero. Debido a que la policía ambiental de Manaos ha emprendido el cierre de este tipo de negocios, Da Silva insiste que los animales no son mascotas sino huéspedes temporales.- JENNY BARCHFIELD

 



Volver arriba