América Latina analiza cómo abordar cambio climático y desarrollo

América Latina representa un crisol de todas las distintas posiciones con respecto al cambio climático.

MONTEGO BAY (EFE).- América Latina y el Caribe, donde la lucha contra el cambio climático va ligada al modelo de desarrollo, analizan desde hoy en Jamaica estrategias para no repetir los errores de los países desarrollados en la primera cumbre de los Fondos de Inversión Climática (CIF) que se celebra en la región.

“El cambio climático en los países en desarrollo es un tema de desarrollo. Hay una tendencia a pensar que el combate contra el cambio climático es cosa de los países más ricos y que más contaminan, pero elegir el modelo sobre el que progresa una nación es clave”, explicó a Efe Claudio Alatorre, especialista en cambio climático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Todas las decisiones cuentan. En desarrollo urbano, ¿planificamos ciudades densas o expandidas?, ¿construimos más infraestructuras como autopistas o hacemos más énfasis en el transporte colectivo o la bicicleta? Hay opciones que se pueden tomar y muchas son de políticas e inversiones”, añadió.

El BID es el organismo multilateral con el que el CIF organiza este año su foro, un encuentro que celebra cada 18 meses y que reúne a gobiernos, sector privado, comunidades indígenas, organizaciones de desarrollo e investigadores.

Bolivia, México, Chile, Colombia, Perú, Honduras, Brasil y las naciones caribeñas son los “países piloto” de la región que participan en los CIF, unos fondos creados en 2008 como un compromiso de los países desarrollados para aportar recursos a los proyectos climáticos en las naciones en desarrollo.

Uno de los fondos principales dentro de los CIF es el destinado a las energías limpias, en las que destacan los programas eólicos en México, los solares en Chile y los de transporte sostenible en Colombia.

“En nuestra región, energías como la eólica se han abierto camino como fuentes limpias que pueden comercializarse y merecen financiación a largo plazo. El reto es adaptar estas soluciones a pequeña escala a medida que se reducen los costes”, consideró el vicepresidente del BID para el sector privado, Hans Schulz.

“América Latina representa un crisol de todas las distintas posiciones con respecto al cambio climático y nuestros países son muy participativos en todas estas posiciones de la diplomacia climática”, apuntó el especialista Alatorre.

Jamaica, uno de los 48 países que se benefician de los fondos CIF, acoge esta edición en un momento en el que su Gobierno tiene programas de adaptación -medidas destinadas a paliar los efectos del cambio climático- que son “ejemplares” para la región, indicó a Efe la consultora del BID sobre cambio climático en el Caribe, Sara Valero.

Los Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMD), como el BID o el Banco Mundial, canalizan los fondos en los países piloto para garantizar un uso más efectivo, una dotación que suma hasta ahora 7.000 millones de dólares.

“Optar por los bancos multilaterales en lugar de por dar directamente el dinero a un Ministerio del Medio Ambiente es el reconocimiento a que el cambio climático en los países en desarrollo es una cuestión de desarrollo”, manifestó Alatorre.
El BID coorganiza por primera vez este año el foro CIF, que se celebra esta semana en el centro de convenciones de Montego Bay y en el que participan unas 500 personas de todo el mundo.

“El CIF es diferente de otros fondos destinados al cambio climático porque no está en el contexto de las Naciones Unidas y, además, es probablemente el que más donaciones ha reunido en sus siete años de andadura”, explicó a Efe Gloria Visconti, especialista líder en cambio climático y punto focal para los CIF en el BID. EFE



Volver arriba