Alarma en Argentina por linchamientos a presuntos delincuentes

 

BUENOS AIRES (Notimex).- El asesinato por linchamiento de un presunto delincuente encendió la alerta en Argentina debido a que ya comenzaron a replicarse los mecanismos de ‘justicia por mano propia’ por parte de grupos de ciudadanos que actúan en el anonimato.

La semana pasada, David Moreyra, de 18 años, falleció luego de ser golpeado en la calle por decenas de personas que lo acusaron de robarle la bolsa a una señora en la ciudad de Rosario, ubicada a 300 kilómetros de Buenos Aires.

Los familiares del joven aseguraron que no era un ladrón, además de que las autoridades confirmaron que no tenía antecedentes penales, pero como fue un asesinato masivo, nadie testificó y todo apunta a que el crimen quedará impune.

La posición de los lectores y en las redes sociales dejaron en claro que hay un sector de la sociedad que considera que hay que matar a los presuntos delincuentes para que ‘escarmienten’ y que aseguran que la inacción del gobierno los ha llevado a esos extremos.

‘Todo correctivo es bueno en esta etapa’, ‘esto que parece que está pasando es simplemente cansancio y bronca acumulada’, ‘la basura (los ladrones) hay que erradicarla’, ‘no los maten, nomás rómpanles las piernas’, son algunos comentarios de quienes promueven los linchamientos.

El problema es que el ejemplo comenzó a replicarse y el sábado pasado en una localidad de Buenos Aires un joven que acababa de robarle la bolsa a una señora junto con un cómplice, fue atrapado por más de 50 vecinos que comenzaron a golpearlo.

Lo mismo ocurrió en otros tres casos en la provincia de Santa Fe, en donde fueron hospitalizados tres jóvenes acusados de diversos actos delictivos pero que terminaron golpeados por personas que apelaron a la justicia ‘por mano propia’.

En Buenos Aires, este sábado otro joven fue golpeado por una masa enfurecida después de robar una bolsa en un centro comercial, y sólo se detuvieron media hora después, cuando llegó la Policía.

 




Volver arriba