Agentes de Paraguay decomisan 309 kilogramos de cocaína

ASUNCIÓN, Paraguay (EFE).- Agentes antinarcóticos de Paraguay desarticularon una banda narcotraficante que contaba con negocios legales para lavado de dinero y decomisaron 309 kilogramos de cocaína procedente de Bolivia, según informó hoy la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

La organización estaba comandada por Víctor Brítez Aranda, alias “Chápalo”, de 43 años, que según la Senad financiaba y daba soporte logístico a las operaciones y quien fue capturado junto con otros cuatro presuntos integrantes de la banda, todos paraguayos.

Los narcotraficantes acopiaban la droga en una estancia en la localidad de Mbocaja Pucu, cercana a la Reserva Forestal de Ybycui, en el departamento de Paraguarí, la cual contaba con comodidades e infraestructura “de primer nivel” y hasta con animales exóticos en cautiverio.

Chápalo, su propietario, coordinaba las transacciones de droga desde una resistencia de lujo en el Paraná Country Club, en el departamento de Alto Paraná, según la Senad.

También posee establecimientos de venta de automóviles en Ciudad del Este, donde supuestamente lavaba el dinero del narcotráfico.

En operativos simultáneos en tres departamentos del país, los agentes detuvieron también a Julio César Espinoza Duarte, alias “Cabina”, de 27 años, que era la mano derecha de Chápalo y su nexo con las organizaciones criminales de Brasil y Bolivia, según la Senad.

Asimismo, arrestaron a Richard Marcel Fernández Báez, de 30 años, e Isidro Alberto Galeano Morel, alias “Menor”, de 28 años, que supuestamente se encargaban del transporte de la droga, y Elías Fretes Insfrán, de 39 años, capataz de la estancia.

La banda introducía la droga en Paraguay en camiones con doble fondo, según la Senad.

Los agentes encontraron los 309 kilogramos de droga en una camioneta en la finca en Ybycui, también allanaron tres viviendas en distintos puntos del país y requisaron 23 vehículos de Chápalo, mientras que buscan a otros dos supuestos miembros de la banda.

Además, continúan con la intervención de las empresas de Chápalo en Ciudad del Este.

Las autoridades apuntaron la posibilidad de que organizaciones de narcotraficantes estén estableciendo bases en zonas “no tradicionales” de Paraguay ante la presión policial en los departamentos de Amambay y Concepción, por donde entra la droga a Brasil.

El año pasado la Senad incautó 3,3 toneladas de cocaína, frente a las 3,1 toneladas del 2012.




Volver arriba