Al menos 220 personas siguen en albergues tras erupción volcánica

SAN SALVADOR, El Salvador.  (EFE).- Al menos 220 personas continúan viviendo en albergues en El Salvador luego de la repentina erupción del volcán Chaparrastique el domingo pasado, el cual se encuentra en calma, aunque todavía representa una amenaza para la población, informaron hoy fuentes oficiales.
De las más de 2.200 personas que se refugiaron tras la erupción de la semana pasada “se mantienen albergadas 220 personas (…) de las zonas consideradas de alto riesgo actual por la incidencia de los gases de dióxido de azufre”, indicó la Dirección General de Protección Civil del país centroamericano en un comunicado.

Cientos de personas comenzaron su retorno a sus hogares el pasado 31 de diciembre, sin embargo, el aval oficial de Protección Civil no fue emitido hasta este sábado, destacó el boletín de esta institución.
Asimismo, aclaró que hay varias familias del departamento de San Miguel (oriente), donde está el volcán, que aún no tienen la autorización para retornar a sus hogares porque viven en zonas de alto riesgo.
Las comunidades Las Piedritas, El Amate, Cerro Partido, El Carmen y El Centro, todas del cantón Las Moritas, en el municipio de San Jorge, tampoco tienen aún el aval para retornar a sus hogares.

En la misma situación se encuentran las personas que viven en la comunidad la Chancha Quemada y el caserío La Escuela del cantón La Ceiba, del municipio San Jorge; y el caserío Piedra Azul, La Piedrita y la Piedrona, del municipio de San Rafael Oriente y la lotificación Los Hércules, del municipio de Chinameca, añadió.
El Chaparrastique, uno de los ocho volcanes activos en El Salvador, lanzó el domingo una gran nube de ceniza que se disipó en poco más de 24 horas sin causar muertos, heridos o daños materiales graves.
Según un reporte del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) emitido hoy, el volcán continúa mostrando variaciones en el nivel de vibración y en la emisión de gases y, aunque tienden a disminuir, aún sigue representando un peligro para la población.

“No se descartan episodios eruptivos a través del cráter central o sus flancos, por lo tanto, se insta a no acercarse al cráter del volcán”, destacó el documento ministerial, en el que se expresa que hoy el MARN también emitió varias medidas para remover las cenizas expulsadas por el volcán.

Según las autoridades, por ahora no se registran daños ambientales por la erupción de cenizas y las emanaciones de gas, a la vez que se ha descartado la contaminación de aguas superficiales y de pozos.
El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, aclaró el sábado que la muerte de tres ancianos, que estaban investigando, no fue provocada por la inhalación de gases emitidos por el volcán.

Sus muertes “no están relacionadas ni con el fenómeno natural, ni con la erupción del volcán, ni tampoco con las cenizas o con los gases que emanó el volcán, eran enfermos, uno de insuficiencia renal crónica, otro de cáncer que ya se encontraba en la fase terminal y uno de ellos incluso se encontraba en coma”, detalló durante su programa radial Conversando con el Presidente.

El ministro salvadoreño de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez, también indicó que el joven que había sido ingresado por la supuesta inhalación de gases emitidos por el volcán, como se dijo oficialmente en su momento, no tenía “ninguna relación” con eso.

Etiquetas:, ,