Vecinos de Sudán del Sur no aceptarán caída del Gobierno democrático de Kir

 

NAIROBI (EFE).- Los líderes de los países del Este de África integrados en la Autoridad Internacional para el Desarrollo (IGAD, en su siglas en inglés) advirtieron hoy de que no aceptarán “el derrocamiento inconstitucional de un Gobierno elegido debida y democráticamente” en Sudán del Sur.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, pidió hoy, en nombre del resto de jefes de Estado integrantes del IGAD, “el cese inmediato de la violencia” en el país en crisis, presidido por Salva Kir.

El jefe de Estado sursudanés estaba invitado a la cumbre que los líderes de ocho países del Este de África han celebrado en Nairobi, a la que finalmente ha asistido su ministro de Asuntos Exteriores.

“Sudán del Sur tiene un Gobierno. Tenemos una pequeña ventana de oportunidad para asegurar la paz, algo que urgimos a alcanzar a todas las partes del conflicto, incluyendo a Riak Mashar”, dijo Kenyatta en referencia al líder rebelde y a quien Kir acusa de haber perpetrado el reciente golpe de Estado.

“El IGAD no aceptará el derrocamiento inconstitucional de un Gobierno elegido debida y democráticamente”, recalcó el presidente keniano, en su intervención tras la cumbre de los líderes del Este de África.

Según Kenyatta, en cuya residencia oficial de Nairobi se celebró la cumbre, “la violencia engendra violencia”.

Por ello, se mostró contrario a una solución armada al conflicto.

“Una solución militar interna en la presente situación de elevada militarización y ante la amenaza de divisiones étnicas es muy difícil que tenga éxito sin una ruptura profunda de los lazos sociales y políticos”, aseguró.

“No tenemos tiempo -previno-. Si la ola actual de violencia continúa conducirá a atrocidades contra la población civil y creará una dinámica global que hará mucho más difícil llegar a una solución para Sudán del Sur y la región”.

Del mismo modo, alertó de que los países vecinos de Sudán del Sur tampoco aceptarán “la continua masacre de civiles y la destrucción de la propiedad sin sentido”.

Los países del IGAD se reunieron hoy en Nairobi para intentar encontrar una solución a la crisis de Sudán del Sur.

La IGAD está formada por Etiopía, Sudán, Kenia, Uganda, Somalia y Yibuti.

El presidente de Sudán del Sur se comprometió ayer a dialogar con su principal rival político, el exvicepresidente Riak Mashar, la próxima semana en Etiopía para intentar encontrar una solución a la crisis.




Volver arriba