Secuestran a 100 jovencitas en Nigeria

Secuestran a 100 jovencitas en Nigeria

MAIDUGURI, Nigeria (AP).- Presuntos extremistas islámicos secuestraron a unas 100 jóvenes estudiantes de una escuela del norte de Nigeria antes del amanecer del martes, pero algunas lograron escapar del camión en las que las llevaban, dijeron las autoridades.

Las jóvenes fueron secuestradas de una escuela en Chibok, en los límites de la selva Sambisa, que es un bolsón insurgente, dijo el comisionado de policía del estado de Borno Tanko Lawan. Los atacantes mataron a un soldado y un policía que vigilaban la escuela y luego se llevaron por lo menos a 100 muchachas, dijo un funcionario del servicio estatal de seguridad.

Un funcionario del gobierno local dijo desconocer el número de muchachas que escaparon, aunque “muchas” caminaron por la selva y regresaron a Chibok. Las muchachas fueron amontonadas en la cama de un camión y, mientras circulaba, saltaron debido a su velocidad lenta, agregó.

Algunas se agarraron a las ramas bajas de los árboles para saltar, precisó. Ambos funcionarios hablaron en el anonimato por no estar autorizados a dar la información a los reporteros.

Todas las escuelas en el estado de Borno fueron cerradas hace tres semanas debido a los crecientes ataques insurgentes, que han matado a centenares de estudiantes el último año. Empero, las jóvenes -de entre 16 y 18 años- fueron convocadas para el examen final, explicó un funcionario del gobierno local.

Los islámicos han secuestrado a jóvenes para usarlas como cocineras y esclavas sexuales. Los insurgentes de la red terrorista Boko Haram son culpados de ataques que mataron más de 1,500 personas en lo que va de año.

El grupo -cuyo nombre significa “Está prohibida la enseñanza occidental”- atacó escuelas, mezquitas, iglesias, poblaciones y centros agrícolas con crecientes agresiones indiscriminadas. Además, efectuó operaciones contra cuarteles y bases militares.

Los insurgentes fueron acusados además de la explosión del lunes por la mañana en una estación de autobuses en la capital nigeriana que mató por lo menos a 75 personas e hirió a 141.




Volver arriba