Rescatan a 11 mineros en Johannesburgo

Miembros de los servicios de rescate permanecen junto a una mina ilegal al este de Johannesburgo.- (EFE)

BENONI, Johannesburgo (EFE).- Los equipos de rescate rescataron en la mañana de hoy a otros 11 mineros en una explotación de oro abandonada al este de Johannesburgo, donde quedaron atrapados cuando trabajaban en ella de forma ilegal, informaron a Efe fuentes de los emergencias.

Desde la tarde de ayer, ya son 22 los mineros que han sido sacados de este yacimiento abandonado en Benoni, cerca de Johannesburgo, precisó Susan Moodley, portavoz de los servicios de emergencias de la localidad vecina de Ekurhuleni.

Werner Vermaak, portavoz de la compañía que está desarrollando las labores de socorro, no pudo precisar a Efe cuántos mineros que trabajaban ilegalmente siguen bajo tierra, ni si en el pozo se encuentran cerca de 200 personas, como los propios operarios aseguraron ayer a los equipos de emergencias.

Sin embargo, otras fuentes del dispositivo que participa en el rescate indicaron a Efe que “dentro de la mina podría haber hasta 280 personas”, unas 80 situadas cerca de la superficie y el resto en una cavidad más profunda.

Con todo, estas cifras no han sido confirmadas por ningún portavoz oficial.

Además, los mineros con quienes los equipos tienen contacto han rechazado salir tras conocer que serán detenidos, como ocurrió con sus once compañeros ayer, por estar trabajando en la explotación de forma ilegal, indicaron fuentes policiales.

Los agentes están negociando la salida de los mineros, con la ayuda de uno de ellos, que se ha erigido en mediador.

Todos los obreros rescatados comparecerán ante el juez porque están acusados de ejercer la explotación minera de forma ilegal.

La mina, a la que se accede por una obertura muy estrecha, está rodeada por una alambrada y un amplio dispositivo de seguridad.

Los mineros fueron encontrados el domingo, cuando un equipo de emergencias que circulaba por los alrededores de la mina abandonada escuchó gritos procedentes del pozo.

La explotación no regulada de minas aparentemente abandonadas es un fenómeno habitual en Sudáfrica y en todo el continente africano.

El valor del oro extraído de las minas ilegales en Sudáfrica supera cada años los 400 millones de euros, que nutren una red mafiosa nacional e internacional.

Hace apenas diez días, ocho mineros perdieron la vida en una explotación de Doornkop, al suroeste de Johannesburgo, tras haber quedado atrapados dos días en su subsuelo.




Volver arriba