OMS visita instalaciones para ébola en Liberia

OMS visita instalaciones para ébola en Liberia

MONROVIA, Liberia (AP) _ Retornó la calma el jueves al barrio de West Point en la capital liberiana que fue sellado por el gobierno en un intento desesperado por contener el brote de ébola, al día siguiente de los choques de vecinos con las fuerzas militares y policiales que imponían la cuarentena.

      En Estados Unidos, al menos uno de los dos voluntarios estadounidenses infectados con el virus en Liberia será dado de alta de un hospital de Atlanta, según una vocera del grupo que lo envió al país africano. Los dos recibieron ZMapp, un tratamiento experimental para ébola cuyos efectos aún no están demostrados.

      Tres liberianos que están recibiendo el mismo tratamiento en su país _los únicos africanos que han recibido la droga hasta ahora_ exhibían “señales muy positivas de recuperación”, dijo el ministerio de Información a principios de la semana. Un español que recibió el tratamiento murió. Las existencias del medicamento están agotadas, dijo el fabricante estadounidense.

      Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud visitaban dos hospitales en Monrovia que tratan pacientes de ébola. Los centros asistenciales no dan abasto con el ingreso constante de pacientes. Liberia es el país más afectado por el temible virus, que ha matado a más de 1.300 personas allí y en Sierra Leona, Guinea y Nigeria.

      Un toque de queda nocturno en Liberia que entró en vigencia el miércoles aparentemente transcurrió sin incidentes.

      El brote actual en África occidental es el más grande que se haya registrado, y las autoridades dicen que están atestados de gente sin darles tiempo a abrir nuevos centros asistenciales o ampliar las instalaciones existentes. Esto significa que hay gente apiñada en los pasillos, lo que acrecienta el riesgo de contagio.

      El ébola se contagia mediante el contacto directo con los fluidos orgánicos de un enfermo que exhibe síntomas. Los expertos dicen que es necesario aislar a los enfermos para que no tengan contactos con los sanos. La falta de centros asistenciales, la renuncia de algunos enfermos a buscar tratamiento médico y los rituales de entierro que incluyen tocar a los muertos han facilitado la extensión del brote en la región.

      Este brote, que ha afectado al menos a 2.473 personas, registra más casos que en el total de la veintena de epidemias anteriores.

      Varios condados y distritos de Sierra Leona han sido acordonados y se teme que esto demore el envío de alimentos y otros bienes a esas zonas. El Programa Mundial de Alimentos se apresta a alimentar al millón de personas sujetas a las restricciones de viaje.- (Por JONATHAN PAYE-LAYLEH)

Etiquetas: