Nueve muertos en otro ataque extremista en Kenia

Imagen de los daños causados durante los atentado en Kenia

NAIROBI, Kenia (AP).- Extremistas islámicos atacaron una zona costera de Kenia por segunda noche consecutiva, matando al menos a 9 personas un día después de un atentado con 50 muertos, según dijo el martes una fuente oficial.

En esta ocasión, milicianos de al-Shabab atacaron la localidad de Majembeni, según el portavoz de la policía Masud Mwinyi. El grupo armado somalí también reclamó la autoría del ataque del domingo por la noche en la vecina Mpeketoni, donde murieron 48 personas.

La sucesión de atentados subraya la debilidad de la seguridad en la zona de Lamu, que se encuentra justo al sur de la frontera con Somalia. La creciente violencia de los últimos años ha afectado al sector turístico en Lamu, que en el pasado era un popular destino entre los visitantes extranjeros.

El domingo por la noche, hombres armados fueron puerta a puerta preguntando si los hombres de las casas eran musulmanes y si hablaban somalí. Si a los extremistas no les gustaban las respuestas, abrían fuego.

Tras el ataque, el embajador de Estados Unidos en Kenia prohibió al personal de la embajada viajar a toda la zona costera del país.

Las duras tácticas del grupo han avivado el recuerdo del ataque de al-Shabab sobre un lujoso centro comercial en la capital, Nairobi, que se produjo en septiembre de 2013 y donde murieron al menos 67 personas, algunas de ellas tras no poder responder preguntas sobre el islam.

Al-Shabab dijo después que había realizado el ataque debido a la “brutal opresión de musulmanes en Kenia”, que incluye asesinatos de estudiantes musulmanes en Mombasa. El grupo dijo que estos ataques continuarían “mientras sigáis invadiendo nuestras tierras y oprimiendo a musulmanes inocentes”.

El grupo advirtió también a los turistas. “Kenia es ahora de forma oficial una zona de guerra y los turistas que visiten el país lo hacen bajo su cuenta y riesgo. Los extranjeros con cualquier preocupación por su seguridad deberían mantenerse alejados de Kenia”.

Kenia ha sufrido una oleada de ataques con bombas, armas de fuego y granadas en los últimos meses. Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Australia y Canadá han elevado sus alertas de amenaza terrorista en el país. Desde hace unos días pueden verse marines protegidos por sacos terreros sobre el tejado de la embajada estadounidense de Nairobi.




Volver arriba